Your address will show here +12 34 56 78

El pasado 14 de junio tuve el placer de participar en el Seminario para doctorandas y doctorandos que celebraron la Universidad Rovira i Virgili, Universitad de Girona, Universitad de Barcelona, Universidad Autónoma de Barcelona y Universidad de VIC junto con Instituto Interuniversitario de Estudios de Mujeres y Género. Mi participación estuvo relacionada con mi tesis, la presencia de la mujer española en el espacio público para el cambio social, pero desde una perspectiva histórica. Resulta complejo pensar que las mujeres en las actualidad, sobre todo aquellas que ostentan cargos públicos, tienen menos “poder” de movilización; que sus palabras no tienen el mismo peso que antaño; que su iconografía ha evolucionado y en algunos casos ha involucionado; y que padecemos una gran crisis de liderazgo en la actualidad si empezamos a comparar otros momentos históricos no tan lejos de nuestro presente. Sería pretencioso por mi parte compartir la presentación de este Seminario, puesto que lo que presenté es una pequeña parte de la investigación que estoy desarrollando y que está cargada de ideas que pueden arrojar más dudas que certezas. Sin embargo, sí me gustaría compartir algunas de las reflexiones que, a partir de mi exposición, compartí. Para esta primera parte, me centré en una selección de medios de comunicación y revistas. Las conclusiones están basadas en el análisis de las primeras revistas:

  • Mujer (1931)

  • Revista mensual del hogar y de la moda (1937-1962)

  • La mujer en su casa (1902-1936)

  • La mujer y el trabajo (1926-1931)

  • Portavoz de las mujeres antifascistas (1936)

  • Mujeres católicas de España (1937-1938)

  • Mujeres españolas (1929-1931)

  • Mujeres libres (1936)

  • Dona catalana (1928-1938)

Las reflexiones que comparto a continuación nacen a partir del análisis de estas revistas, concretamente Portavoz de las mujeres antifascistas (1936). 1/ Discurso bélico. La palabra negativa. El lenguaje como arma Como ya compartiese en otra publicación en este blog, a lo largo de estos años 30, se crearon agrupaciones de mujeres y feministas, comités nacionales y las corrientes dentro de los partidos. Frente a la amenaza del fascismo, empiezan a surgir de manera más repetida palabras como “paz” y “libertad”. Ese fue el origen de la “guerra en defensa de la democracia”. El “pacifismo realista” no perseguía otra cosa que derrotar al fascismo para conseguir la paz duradera. La Agrupación de Mujeres Antifascistas desarrolló un discurso militarista con un fin concreto: garantizar la paz.

archivos guerra0009

Es posible que el discurso de las mujeres en los años 30 fuese bélico e incitase a ganar la guerra a partir de este, pero ese mismo era su objetivo: la paz. Y, a pesar de la guerra, el discurso no es victimista. No hablaban de ilusión, ni esperanza, pero sí de certezas. Si pensamos en nuestras demandas actuales, como por ejemplo la lucha contra la violencia de género, la petición de igualdad salarial… etc. podemos analizar que no existe un discurso bélico, pero sí negativo y pesimista, focalizado más en la queja que en la acción, por poner un ejemplo. 2/ Iconografía Desde las publicaciones periódicas que seleccioné para el análisis, a grandes rasgos diré que rara veces aparecían solas: porque inspiraban, parecían fuertes; porque parecían fuertes, movilizaban.

archivos guerra0015 archivos guerra0010

3/ Liderazgo En los años 30, las áreas donde ejercían el liderazgo era el campo, en la cultura, el deporte y la ciudad. Y se las calificada de “heroínas”. Desde el liderazgo que ejercían, una de las cosas que más repetidas por la que abogan era la unidad. 

0

NACE en De Cerca una nueva sección titulada “En Femenino” debido a mi propósito académico encaminado hacia un doctorado que mucho tendrá que ver con la mujer y con su liderazgo. Y como no podría ser de otra forma, en esta inauguración quería hablar de una mujer.  Una mujer, y manchega, que descubrí por casualidad y de estas formas en las que encuentras las verdaderas cosas que le interesan a un@.

LEONOR Serrano Pablo es del pueblo de mi madre, Hinojosas de Calatrava, un pueblo perdido entre la sierra manchega ciudadrealeña, entre el pasto y la paja dorada que envuelve esta tierra. Difícil es llegar a él por una carretera llena de curvas y cuestas en la que no se pude conducir a más de 40 Kms/h en la mayoría de los tramos. Pero entre las profundidades, se encuentra esta localidad de poco más de 500 habitantes hoy en día.

LEONOR, nació en 1890 y con seis años lideró su primer cambio: la Reina Regente María Cristina, tras toparse en este pequeño pueblo con ella, decidió becarla. Estudió en la Escuela Superior de Magisterio y en 1913 se traslada a Barcelona como inspectora de escuelas. Estudió fuera de España, marchó, constató el método Montessori, se casó con el catalán Josep Xandri Pich y dedicó su vida también a la investigación. No obstante, fue la primera mujer abogada y con bufete en Barcelona y su liderazgo de hizo notar en la II República cuando demandó el voto para las mujeres, cuando reconoció que el divorcio era una necesidad, cuando vio que la mujer en los cargos públicos sumaba, no restaba, y cuando se dio cuenta de que era necesario suprimir la pena de muerte. Como maestra, lucho contra el analfabetismo.  La Guerra Civil le quitó a su marido y a su hijo. Ella marchó, como muchos otros españoles, a Francia. A su regreso, fue reconocida y expedientada por el Tribunal Militar.

Como Leonor, hay muchas otras mujeres que fueron líderes y otras muchas que están por liderar en el futuro… ¿Empezamos?

16