Your address will show here +12 34 56 78

Firma de “Se llamaba Alfredo… Las claves de una derrota electoral inevitable” en la Feria del Libro de Madrid: Viernes, 13 de junio. Desde las 11 hasta las 14 h. Caseta 62 de SIN TARIMA (entre el Florida Park y la salida de la calle Alcalá).

se llamaba alfredo La idea de escribir Se llamaba Alfredo… Las claves de una derrota electoral inevitable nació hace mucho tiempo. De un sentimiento… Y sentía que debía hacerlo mientras corría ya por esos jardines de Londres a las 6 de la mañana en esos políticos meses fatales que fueron octubre y noviembre de 2011. Empecé a hablar con diferentes personas de mi locura a lo largo de 2012, sobre todo para saber que podría llegar a ser una locura palpable y real. En diciembre de 2012 recopilé toda la información que tenía y que fui acumulando a lo largo de la campaña. Y en marzo de 2013 empecé a hacer las entrevistas que necesitaba y a escribir… A escribir mientras lo compaginaba con mi trabajo, con la revista, con los artículos, con el doctorado… Con mi vida… A escribir en huecos del día, trenes, aviones, horas nocturnas y silencios llenos de palabras que me hablaban sólo a mí. Como periodista, sentí que debía hacerlo, y así lo hice… En mayo empecé a contactar con diferentes editoriales. El día 20 en concreto escribí a Laertes. Y el hoy de hace justamente un año firmé el contrato con ellos. El 15 de julio entregué todo el texto con el prólogo del periodista y amigo Fernando Garea. Y entre revisiones y vueltas de hoja llegamos al 23 de septiembre, día que se lanzó la web y cuya idea nació pocos días antes en una conversación de tarde cerca del Retiro, y cuyo boceto dibujé en una servilleta que aún conservo. Trabajé día y noche durante los días 20, 21 y 22 para que estuviese lista y nunca me faltó ayuda técnica. El día 9 de octubre Se llamaba Alfredo… llegó a las librerías. Y el día 17 de octubre pude compartirlo por primera vez en Madrid, en Fnac de Castellana, con todos vosotros, siempre arropada de mi familia, amig@s, colegas de profesión y al público al que siempre me dirijo, para el que escribo y por el que escribo. Y, cómo no, de los que me acompañaron esa tarde, el prologuista y Carlos Hernández. Estaba muy nerviosa, muchísimo, como nunca. Pero ya no había vuelta atrás: colección de valeriana en mi cuerpo y alma, respiración profunda y… pa’lante. Junto a ellos me sentía muy chiquitita…

La Feria del Libro del año pasado la recorrí como una amante de la palabra llena de sueños, loca por conseguir la confianza de una editorial que diese apoyo a este proyecto. Recuerdo que iba caminando caseta por caseta, apuntando editoriales que desconocía para después contactar con ellas. Recuerdo que compré “Cómo se hace un trabajo de investigación en Ciencia Política”, de Elisa Chuliá y Marco V. Agulló, un libro creí útil para mi tesis doctoral. Y que tras la compra marché a urgencias por una infección que acumulaba hacía un par de días.

Eso recuerdo y parece mentira… Mentira parece que un año después pueda cumplir el sueño de vivir una experiencia tan ficticia pero real al mismo tiempo como es el estar dentro de una caseta firmando un libro que pretende dar a conocer un trocito pequeño de nuestra historia… Una historia que siempre creí que merecía ser contada. Una historia que pasará a la Historia y que hoy está viviendo su propia historia. Momento histórico, momento de excitación social entre elecciones europeas, abdicación real y la transición del propio Partido Socialista Obrero Español. Emocionante y tremendo momento para el sentir periodístico.

No ha sido fácil hacerse un hueco en la Feria del Libro, nada fácil. Pero me alegra saber que siempre hay un número al que llamar, una dirección a la que escribir o una persona con la que contar. Cuando todo parece imposible, las casualidades pueden alinearse para que al final todo sea posible. Por eso, un millón de gracias a Laertes, a Juan Cruz, a Sin Tarima Libros y a los organizadores de la Feria del Libro. Pero sobre todo, gracias a Isabel Gómez Rivas, profesora de carrera, amiga y mejor periodista que ha puesto todo su empeño para que fuera posible.

¡Os espero!

Viernes, 13 de junio. Desde las 11 hasta las 14 h. Caseta 62 de SIN TARIMA (entre el Florida Park y la salida de la calle Alcalá). 

0

Ser invitada a la Universidad de Navarra el próximo 22 de noviembre siempre es un regalo, y más si se trata de hablar de una derrota electoral inevitable como caso de estudio a los alumnos del Máster de Comunicación Política y Corporativa (MCPC), unos alumnos que se van a sentar en el mismo lugar donde un día yo estuve. Reconstruir esta historia, esta campaña electoral en concreto, a futuros profesionales de la consultoría política es un gran reto. Como decía Carlos Hernández, de las derrotas se aprende más que de las victorias y, cómo no, esta experiencia espero que suponga el punto y aparte en la visión acerca de las campañas electorales y de sus derrotas en quiénes las diseñarán también el día de mañana.

Millones de gracias a Jordi Rodríguez Virgili y a Elena Gutiérrez por su apoyo y por la invitación para volver a esta casa que es nuestra casa…

 

Enlaces relacionados con la charla-coloquio

0

UNA vez pasada la resaca emocional de un día tan maravilloso como lo fue el 17 de octubre, me dispongo a escribir con la esperanza de que ni los sentimientos ni las percepciones queden en el vacío del olvido.

CUANDO llegué a Fnac Castellana junto a dos grandes amigos, Silvia y Sergio, empezaron a llegar el resto de personas poco a poco y he de decir que muy temprano y puntuales. Me sorprendió muchísimo la asistencia de algunas personas y, al mismo tiempo, me hizo una ilusión inmensa. Familiares, colegas de la profesión, mis amigas de niña, compañeros de carrera desde el año 2003, periodistas, documentalistas y también profesores de la Universidad Carlos III. Ver allí a esos profesores que tanto me han enseñado y llegar con una gran sonrisa y llenos de abrazos que regalar me llenó de ilusión. Al igual que ver a mis compañeros del Máster y a algún profesor también por allí de la Universidad de Navarra. Qué alegría ver a mis tíos, los que me adoptaron en un principio en esta ciudad, y a mis primos. Qué alegría ver a mis hermanas y a mis padres allí, compartiendo ese momento con políticos, consultores, periodistas, amigos…y también algún que otro desconocido que llegó allí para eliminar el “des”. Mí día a día y ellos. Ellos y el encuentro con mi día a día. El que tuve esa tarde fue un cóctel estupendo digno de emborrachamiento emocional.

SIEMPRE soñé cómo sería la presentación del primer libro que escribiese. Y tengo que decir que esta presentación la resumiría en pocas palabras: sencillamente genial. Gocé de cada uno de los asistentes, de políticos, de asesores y consultores amigos, de amistades de siempre, de las de ahora… Y no disfruté, sino que disfrutamos, de dos grandes periodistas y mejores personas: Fernando Garea y Carlos Hernández. Todo lo que contó Fernando en torno a la campaña anodina de Rajoy y todo lo que contó sobre Rubalcaba, que por mucho que hubiera hecho en ese preciso instante no hubiese servido de nada, fue compartido por muchísimas personas. Y todo lo que contó Carlos en relación a la campaña de 2008 de José Luis Rodríguez Zapatero y la campaña de 2011 con Alfredo Pérez Rubalcaba fue de suma importancia. Los entresijos siempre importan. Y de los fracasos también se aprende. Hubo risas, cabezas asintiendo y una concentración máxima. Todo lo que dijeron lograron envolver al público en ese halo de la campaña electoral que ahora cuento en ese libro. Mi intervención fue sencilla: un resumen del encuentro entre ese libro y yo a lo largo de este año y todas las personas involucradas en él para que pudiese ver la luz. Ahora ya está. Sólo queda disfrutarlo.

Gracias a todos los que pudisteis asistir en un día tan importante y tan inolvidable para mí, un día soñado. Gracias. Gracias por todas las llamadas, mensajes, correos y palabras que iba recibiendo por todas las redes sociales a lo largo del día con el único fin de apoyarme y motivarme. Gracias por tantos abrazos que recibí y tanto apoyo. Gracias por esos libros que firmaba con la esperanza de elegir bien las palabras para las personas que durante más de 10 años me han acompañado en esta trayectoria que es la vida de la formación y de la profesión. Pero también en la vida de los sentimientos y de las sensaciones.

Así transcurrió la primera presentación de este libro. Después, siempre dicen que vienen más… pero la primera, siempre será la primera…

0

POSTS ANTERIORESPágina 1 de 2NO HAY POSTS MÁS RECIENTES