Your address will show here +12 34 56 78

20 de octubre de 2012. Día de reflexión. Mañana, un día decisivo para el País Vasco y Galicia. O eso pensamos. Pero no. Mañana es un día también que esperamos muchos españoles. Será el aplauso en respuesta de lo que tenemos o la reivindicación hacia un nuevo rumbo donde otra política sea posible. “Mira cómo está el país y Rajoy dando mítines. ¿Cómo es posible que le quede tiempo para dar charlas cuando estamos como estamos?” Esas han sido las palabras que he escuchado esta mañana de boca de un hombre de poco más de 70 años en Castilla La Mancha. Escuchar. En las conversaciones de la ciudadanía está la respuesta. Y nuestros políticos siguen alejados de lo que ocurre, de lo que les pasa a las personas de a pie. Siguen fuera de los talleres de mecánica, de las fruterías, de las peluquerías, de las empresas de servicio y transporte. Siguen alejados de los autónomos y de los currantes que se levantan a las 5 de la mañana cada día para después no poder ni permitirles un capricho a sus hijos. También siguen alejados de los parados, y de los estudiantes, cómo no. Y siguen alejados de los profesores de Universidad que con varias carreras, másteres en EEUU y doctorados británicos siguen cobrando 1000 euros mensuales. El que llegue, claro. Seguimos dando charlas con palabras vacías de contenido y de compromiso. Elecciones marcadas por modelos con los cuales ya no nos identificamos. Porque los que sí mandan, siguen sin saber qué ocurre. Y porque a pesar de existir alrededor de 80.000 cargos públicos donde la mayoría nada tiene que ver con la corrupción, esa gran mayoría sigue sin saber qué hacer sin saber hacer posición y oposición, políticos perdidos a pesar de llevar razón y trabajar por mejorar la situación de su territorio y su país. Siguen sin entender lo que significa bajar a la plaza, al mercado, al bar a tomarse un café de algo más de un euro. Siguen sin escuchar la Red. Siguen ajenos a la realidad por falta de un plan que los empuje a la construcción de un nuevo paradigma basado en la CONFIANZA, en la VERDAD y en la TRANSPARENCIA, en la CREDIBILIDAD. Pero, sobre todo, en la CONSTRUCCIÓN de un modelo de participación basado en la escucha de aquellos a quiénes representan.

Mañana será el aplauso en respuesta de lo que tenemos o la reivindicación hacia un nuevo rumbo donde otra política sea posible. Dejemos las palabras vacías que la gente no entiende y vayamos a las acciones a favor de un bien común que 1) todos entendamos y 2) que todos agradeceremos.

8

.

QUIZÁS, la primera impresión sea de sencillez. Puede ser que el Palacio Real de El Pardo no sea tan majestuoso por fuera como lo puedan ser otros palacios reales. Sin embargo, alberga en su interior una rica cultura histórica fruto del capricho de los reyes que gobernaron esta España a lo largo de los siglos desde el XVI. 

 

El Palacio de El Pardo fue construido en el siglo del renacimiento y se ha ido ampliando en los siglos posteriores. “Dos partes bien diferenciadas tiene”, decía la guía que nos acompañó en este viaje en el tiempo: la construcción del siglo XVI y la posterior del XIX. Austrias y Borbones. Borbones y Austrias. Pasar por cada una de las salas, galerías o habitaciones es perderse entre cortinas de seda, tapices españoles y flamencos, frescos, pinturas, lienzos y relojes de historia. Es viajar y transportarse hacia una reunión de gobierno, una comida diplomática, una cacería real o una fiesta aristocrática. Contemplar el decorado es dejarse llevar por los siglos de la historia y ser testigo de lo que puedo ser un día, de lo que fue un día la vida cotidiana es esta residencia de paso Real.

 

Francisco Franco, de alguna manera, también quiso asignarse sangre azul. Él se alojó de manera intermitente en este Palacio: tenía su propio despacho, reutilizando los muebles de caoba de la realeza; celebraba la comida familiar en el comedor Real; utilizaba el teatro como sala de cine; las reuniones de Gobierno se celebraban en una sala de consejos del siglo XVI decorada con multitud de espejos y con sillas renacentistas tapizadas en granate. Nada de encender las velas ni las chimeneas, calefacción central en todo el palacio para el generalísimo; y donde antes había un vestidor, ahora se hallan unas vitrinas y, en ellas, una colección de uniformes del dictador. No faltan su transistor, su tocadiscos ni el televisor de la época. El baño, remodelado en el año 72, y, a pesar de su vieja reforma, bien parece un baño de lujo de un hotel de cinco estrellas. Y en su rincón del descanso, no encontraremos una cama de matrimonio, sino dos sencillas y pequeñas camas de 90 cm para él y su esposa separadas al milímetro. Y para un encuentro íntimo con Dios, no falta una pequeña capilla de reposo espiritual.

 

Antes, zona de descanso para la realeza cuando terminaba su jornada de cacería. Hoy, el Palacio Real de El Pardo se usa como residencia para los jefes de Estado extranjeros que vienen de visita oficial a España. Hoy, para aquellos que desean transportarse en el tiempo y en la historia, El Pardo, también abre sus puertas…

3

La Fundación de las Cajas de Ahorros (FUNCAS) no parece optimista después de publicar, el pasado 21 de noviembre, un informe con las previsiones económicas para España, de 2008 a 2010. Asegura que la tasa de crecimiento media anual, el PIB, a pesar de haberse elevado una décima, situándose en un 1,2%, y de haber experimentado un alto crecimiento durante 2006 y 2007, en los años correspondientes a 2009 y 2010, tenderá hacia la baja en un punto porcentual, hasta el -1,5% y el 0,5% respectivamente.

 

Esto significa que el impacto de la crisis financiera internacional está repercutiendo muy negativamente en la economía mundial. Puede que los Gobiernos hayan empezado a tomar medidas para recuperar parte de la confianza perdida. Sin embargo, los resultados están siendo muy lentos. La causa: el profundo deterioro en los últimos meses de la economía mundial.

 

FUNCAS no sólo alude al PIB en este informe. También asegura que, en el caso de España, el ajuste del sector de la construcción está adquiriendo un mayor dramatismo. Por este motivo se está viendo obligado a analizar previsiones económicas poco optimistas. Y es que el consumo de los hogares ya está experimentando tasas negativas. Sin embargo, se obtendrá un avance positivo en un 0,4% para este año. Pero por poco tiempo. Durante el 2009, este avance se contraerá en un 2%. Lo mismo ocurre para la inversión residencial. Este año se verá reducida en un 10% pero su caída será larga hasta situarse en los años 2009 y 2010 en tasas del -20,5% y del -15% respectivamente.

 

Analizando factores

En cuanto a las aportaciones del crecimiento, la demanda nacional será 2,9 puntos inferior. Las exportaciones, debido a las condiciones desfavorables del entorno exterior, se van a ver reducidas. Su ritmo de crecimiento será sensiblemente más lento. El recorte de las importaciones también será consecuencia de la débil posición competitiva de la economía española. Por este mismo motivo, la balanza por cuenta corriente reducirá su déficit desde un 9,6% del PIB en 2008 hasta un 6,1% en 2010. ¿Y el empleo? Los españoles rezan y rezan. Y lejos de los deseos, retrocederá durante todo el periodo. Actualmente, la tasa de desempleo media anual se sitúa entorno al 11,2%. En 2009, según FUNCAS, aumentará hasta el 15,9%. Y eso no es lo peor. Apunta que durante 2010 esta variable, desgraciadamente, alcanzará el 18%.

2