Your address will show here +12 34 56 78

4:27 de la madrugada del 29 de marzo. Villafranca de la Sierra, Ávila. Llegué el día anterior para buscar la tranquilidad que requiere la escritura pausada y tranquila. El teléfono vibra. Una conversación a deshora hace que esté despierta. Miro el teléfono para tener algo más de luz y leo: Felicidades!!! Era Xavier Peytibi, una persona que es mucho más que mi compañero de despacho: ¡habíamos ganado el Victory Award 2013! El día no pudo empezar de mejor forma… Y yo ya no pude dormirme.

Sobre las 8 de la mañana le envié un mensaje a mi mejor fan pero también mi mayor crítica: mi madre. Se puso contenta a rabiar. Sabe que yo tengo poca fe. E intuía que el premio era muy complicado ganarlo. Ella siempre me dice: paciencia… Me pide justo lo que no tengo. “Me alegro mucho hija. ¿Te acuerdas? Me decías que era muy difícil y yo te decía que de los cobardes no se escribía nada… Ahí tienes el resultado de tanto esfuerzo”. Ese fue el mensaje de mi madre. Unas palabras que consiguieron encogerme el corazón.

La primera dama del mundo, Eleanor Roosevelt decía que “el futuro pertenece a quiénes creen en la naturaleza de sus sueños”. Yo siempre creí en ellos, aunque para conseguirlos sea consciente de que escogí el camino más largo. Tenía a mi favorito para que se llevara el Victory Award en la categoría en la que yo misma era finalista y ese era Xavier Peytibi. Se lo merecía por sus años de experiencia, por la calidad de sus artículos, por su capacidad analítica, y porque no hay cosa que busques que no esté en su blog. A día de hoy soy mucho más feliz porque ese premio podemos disfrutarlo juntos. Creímos en la naturaleza de nuestros sueños.

Además he de felicitar a Antoni Gutiérrez-Rubí, para mí un referente de la comunicación política que triunfó también en la categoría de “impacto informativo”. A Fran Carrillo, ganador también como consultor de medios del año, y que además nos trae esas estatuillas a España (esperemos que no se las confisquen… 😉 ). Felicidades a todos los que ganaron y también a los que se quedaron a las puertas. Ser finalistas de un reconocimiento como este ya es ganar.

He de dar las gracias al jurado que optó por las palabras que componen el blog De Cerca, ese niño caprichoso que tanto mimo. Gracias a las personas que vieron nacer y crecer el blog, las que me apoyaron y creyeron en mí. Gracias a mi familia que, aunque a veces no entiendan lo que hago, sí entienden que amo lo que hago. Y con eso les basta. Gracias a mi padre y a mi madre: los verdaderos maestros que me enseñaron el significado de la palabra esfuerzo. Gracias a mis amigas a las que les debo mucho tiempo y muchos vinos que nunca me puedo tomar. Ellas siempre están, en los mejores y en los peores momentos. Gracias a todas las personas que en el camino de mis estudios y de la profesión me he ido encontrando: profesores, amigos, compañeros… No son más que apoyos que animan a seguir creciendo. Gracias a Ángel que entiende sin celos mi amor hacia la palabra y comprende «sin peros» el significado de la espera. En definitiva, gracias a todas las personas que decidieron confiar en mí un día y a todas las personas que deciden visitar este blog para leer lo que en él se escribe. Sin vosotros esto no tendría sentido.

 

Noticia relacionada:

La puertollanera Ángela Paloma Martín recibe un premio Victory Awards 2013

0

ME hace una tremenda ilusión compartir con todos el proyecto que he puesto en marcha con la coach y gran amiga Begoña Gozalbes. Nació el pasado 8 de marzo coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer. Aunque en realidad nació hace mucho tiempo… Este proyecto ha sufrido modificaciones, lluvias, baches y muchos impedimentos a lo largo de muchos meses. Pero, como dijo la primera dama del mundo, Eleanor Roosevelt, «el futuro pertenece a quiénes creen en la naturaleza de sus sueños». Y el futuro será con las mujeres o no será. Por eso debimos creer en la naturaleza de nuestros sueños.

Política #EnFemenino era nuestra ilusión y aquí está. Creímos que era posible de una u otra forma, más tarde o más temprano. A partir de ahora, queremos contar con TODOS vosotros. Porque crecerá en conjunto, con la ayuda de la aportación profesional de cada uno para convertir la política de hoy en una mejor política, en una política diferente. Porque la política del mañana, también puede ser #EnFemenino.

¡Bienvenidos!

@Pol_EnFemenino

1

Eleanor Roosevelt

Publicado en el Blog de El País, Mujeres (28 de diciembre de 2012)

“El futuro pertenece a quiénes creen en la naturaleza de sus sueños”

Esas palabras las pronunció Anna Eleanor Roosevelt, una mujer con un marcado pasado que dejó huella en Estados Unidos y en la historia de la lucha por la igualdad, por la causa social y la política. Así la llamaban: la primera dama del mundo… Alguien que creía en el futuro, a pesar de las crisis, y que creía en sus sueños.

Ella no es otra que la primera dama estadounidense y la esposa del trigésimo segundo presidente de los Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt, el primero que consiguió ser elegido cuatro veces. La primera dama del mundo es una mujer que protagonizó uno de los momentos más complicados para Estados Unidos por La Gran Depresión del 29 (el llamado también Crack del 29). Y ante esta crisis, una alternativa: el New Deal fue una política intervencionista que impulsó su marido para sostener a las capas más pobres de la población. Y como bien dicen muchos investigadores, Eleanor fue la que realmente tomó conciencia en esta acción intervencionista, porque llevó a cabo programas sociales relacionados con el New Deal y no dejó de luchar por los derechos de las mujeres.

Si el reto en ese momento crítico en Estados Unidos era feminizar la política, con la figura de Eleanor Roosevelt se consiguió. Se hizo notar la mano de una mujer en un momento de crisis profunda. Apostando por lo social, por la igualdad, por la política. No dio un paso atrás, sino muchos hacia delante. Aún sabiendo que era difícil. Personificó profundamente la conciencia de las mujeres políticas del siglo XX convirtiéndose en un icono gracias a su ilusión y a su empeño. Algo que también sabía el presidente Kennedy cuando quiso contar con ella en plena campaña.

Posiblemente la fortaleció la pérdida de sus padres cuando era una niña. Posiblemente fuese esa sonrisa que se magnificaba en sus discursos cuando defendía lo que era justo. Pero ella era consciente de lo que hablaba y sabía que decir “todos los seres humanos” no era lo mismo que decir “todos los hombres”. Y así quedó reflejado en la Declaración de Derechos Humanos de 1948 cuando ayudó a redactarla. Mejor escribir con tinta imborrable“todos los seres humanos” que “todos los hombres”.

Si el futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños, esperemos que no hayamos perdidos los nuestros o se hayan quedado por el camino de nuestras esperanzas. Eleanor fue una líder nata por querer y querer hacerlo. En un momento complicado para Estados Unidos apostó por caminar con paso firme. Participó en la formación de instituciones como las Naciones Unidas y la Casa de la Libertad, y presidió por seis años el Comité de los Derechos Humanos. Era escritora, diplomática, activista, feminista y madre de seis hijos. Era mujer. Y creía en sus sueños. Falleció de cáncer en 1962 con 78 años.

En un momento de crisis política, social y económica como el que estamos viviendo actualmente, es posible que necesitemos a más mujeres. Quizás Epsy Campbell tenga mucha o toda la razón: “Feminizar la política es el reto  del siglo XXI”.

 

Imagen del Comité Nacional de Coordinación para UDHR

2

NO HAY POSTS MÁS ANTIGUOSPágina 2 de 2POSTS SIGUIENTES