Your address will show here +12 34 56 78

Artículo de Lourdes Abad para el Máster de Comunicación Política y Corporativa (MCPC) de la Universidad de Navarra  que comparto con muchísima ilusión después de la charla-coloquio a los alumnos del Máster a la que fui invitada

 

La antigua alumna del Máster en Comunicación Política y Corporativa (MCPC) Ángela Paloma Martín desgranó los entresijos de la campaña electoral de Alfredo Pérez Rubalcaba en una sesión con la décima promoción delMCPC en la que presentó su libro Se llamaba Alfredo…. Ángela Paloma afirmó que en esa última campaña del PSOE se buscó desesperadamente y de muy diversas maneras conectar con el electorado socialista, el que ya había votado en 2008 al PSOE, pero fue inútil porque la derrota era inevitable. Martín incluye en su libro numerosas entrevistas con políticos, como Rubalcaba o Elena Valenciano, directores de comunicación como Carlos Hernández y con periodistas, como María Rey o Manuel Campo Vidal.

“Había que centrar la campaña en torno a Rubalcaba. Él era lo único que le quedaba al PSOE después de los recortes de 2010 y la reforma constitucional en 2011. Él era lo único positivo en las encuestas”, manifestó Martín. La periodista expresó que el eslogan electoral socialista “Pelea por lo que quieres” –que fue decidido por Elena Valenciano- describe una campaña que estaba perdida, pero en la que los socialistas sintieron que había que hacer algo.

En relación al mensaje de campaña, Martín explicó que Rubalcaba se centró en prevenir a los ciudadanos de lo que pasaría si el PP gobernaba. Sin embargo, la consultora política aseguró que falló en no saber explicar por qué antes, cuando Rubalcaba formaba parte del gobierno de Zapatero, no había sido capaz de poner solución a la crisis económica y ahora sí sería capaz. Además, la periodista señaló que el debate entre Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba favoreció al candidato popular porque salió reforzado al ser capaz de hacer frente al socialista.

“Se llamaba Alfredo…” recoge las prácticas de marketing electoral que se pusieron en marcha durante esa campaña como los “Diálogos con Rubalcaba” o la vuelta a los tradicionales mini mítines en ruta. Sin embargo, según Martín, pese a todos los esfuerzos fue imposible deshacerse del contexto desfavorable y movilizar a los votantes para evitar el debacle socialista. El PSOE obtuvo en noviembre de 2011 su representación más baja en el Congreso de los Diputados en la historia de la democracia, con 110 escaños.

 

Enlaces relacionados

 

0