Your address will show here +12 34 56 78

La voz dormida. De Dulce Chacón
La voz dormida. De Dulce Chacón

LA voz dormida ha estado ya mucho tiempo. Así es, mucho tiempo dormida. Eso dice Dulce Chacón. Y en pleno siglo XXI llega la hora de despertar, de resurgir y renacer. La mujer hoy es otra: ha madurado con el tiempo. Y no sólo con el tiempo, sino con las heridas del pasado, que son como un niño que aprende y crece y se levanta de nuevo a base de errores cometidos y de caer en la misma piedra una y otra vez. Pero a las mujeres nos preparan las piedras con las que caeremos. Con las que caeremos una y otra vez. Hoy es otra época: los relojes marcan otra hora y el calendario nos miente advirtiendo un siglo que parece no pertenecernos. Las mujeres ya no tragan aceite de ricino y tampoco son peladas: ahora ganan elecciones. Ahora es la hora también del liderazgo femenino. De las casas a la guerrilla, y de la guerrilla, a la cárcel o la muerte. Antes rojas, ahora lesbianas, “sociatas de mierda” o “fachas”, pero mujeres. Y mujeres políticas.

Mentiría si dijera que al leer este libro una lágrima puede advertirse en el rostro. Puede salir de su escondite para demostrar a una misma que la injusticia tiene nombre y apellidos. Miro el reloj, y el calendario, y sonrío: es otra hora y otro día. Ahora toca luchar, ahora toca ganar. De las casas a la guerrilla, y de la guerrilla a la cárcel o la muerte. No, ya no: ahora de las casas a la sociedad, y de la sociedad a la política. ¿Empezamos?


“Nuestra única obligación es sobrevivir, había dicho Hortensia en la última asamblea a la que ella asistió. Sobrevivir. Tomasa no permitirá que el dolor le aplaste contra el suelo. Sobrevivir. Locuras las precisas, había dicho Hortensia. Locura. Ronda el silencio. El silencio hace su ronda y ronda la locura. Sobrevivir. (…) Y contar la historia, para que la locura no acompañe al silencio”

La voz dormida

DULCE CHACÓN

11

NO HAY POSTS MÁS ANTIGUOSPágina 2 de 2POSTS SIGUIENTES