Your address will show here +12 34 56 78

 

ESTA pregunta se responderá una vez que haya concluido la última campanada que marque el final de la cita electoral el próximo 22 de mayo. José María Barreda es otro socialista que, junto a Tomás Gómez, “ha dicho no a Zapatero”. Ayer, Carme Chacón acudió a Tomelloso, una localidad manchega de la provincia de Ciudad Real gobernada por el PP. Tomelloso, una localidad rica por sus gentes, sus costumbres, su tierra y su vino. Ciudad Real necesita del apoyo de presidente castellanomanchego, ahora más que nunca. Pero ha preferido dejar “sola ante el peligro” a la ministra de Defensa porque, “la suma de esfuerzos multiplica los resultados”, una declaración que se confirmará, o no, pasadas las elecciones. No la acompañó en Tomelloso porque, según su criterio, dos políticos en distintos sitios “suman esfuerzos”. Ahora bien, la realidad es que Chacón ha tenido que librar la batalla con la candidata autonómica del PP en esta tierra, Cospedal. Las críticas le han llovido a Barreda por evitar a Chacón, o por evitar la representación a nivel Estatal.

José María Barreda sabe que este es un momento clave, donde se juega mucho no sólo en Ciudad Real por ser su tierra de origen, también en Guadalajara (por ese “electorado madrileño”). Se juega mucho. Sabe que Castilla – La Mancha es uno de los feudos que pueden perder los socialistas aún cuando la alternativa quizás no sea la mejor opción. Barreda ha sido astuto en este sentido porque ha desviado la atención de este tema centrando sus críticas en la rival, María Dolores de Cospedal, a la que ya llaman otros “la bien pagá”. El manchego la ha comparado con Sarah Palin aludiendo a que tiene buena fachada, pero nada detrás (nada por delante, nada por detrás). Lo ha hecho en un tono muy español, muy suyo, muy manchego valga la redundancia, Sarah “P-a-l-i-n”, literalmente.

¿Decidirá el presidente castellanomanchego sumar también esfuerzos cuando llegue José Bono?

5

 

Mucha polémica ha despertado el comunicado de la ministra de Defensa. El anuncio, el pasado 19 de marzo en Istok, sobre la retirada de las tropas de Kosovo antes del verano ha generado un gran revuelo tanto en España como en el foro internacional. ¿Descoordinación? La decisión, del Gobierno de España según Carme Chacón, se sabía y fue acordada con antelación. Zapatero dio luz verde el día anterior para que la información saliese a la luz. Sin embargo, al parecer, Moratinos no lo sabía. Ni Moratinos ni el embajador en Washington. Tampoco Jaap de Hoop, secretario general de la OTAN: Ira y frustración entre los aliados de la OTAN, rezaban los titulares en los periódicos nacionales ayer.

 

Expertos aseguran que pudo ser un error en el plan de comunicación del Gobierno. Pero lo cierto es que, error de comunicación o no, la ministra de Defensa quería hacer llegar unas palabras en primera persona: “Pensé que lo correcto era transmitir una decisión que les implica tan directamente. Lo correcto era comunicarla en persona a los soldados”.

 

En la oposición no están contentos. Para ellos, el Gobierno ha hecho  el “ridículo” ante semejante comunicado. ¿La información se dio en el último minuto sin avisar a los aliados? El Partido Popular así lo piensa. Y ahora piden explicaciones en el Congreso. Carme Chacón deberá comparecer en el Senado esta tarde. Allí intentará dar respuestas a las preguntas del PP: “el procedimiento utilizado por el Gobierno para comunicar la retirada de las tropas españolas de Kosovo”.

3

POSTS ANTERIORESPágina 1 de 2NO HAY POSTS MÁS RECIENTES