Your address will show here +12 34 56 78

“Por lo demás suelen vaciarse las columnas como se vacía el saco de pienso en las granjas industriales, y la gente va al periódico con la sagrada misión de convencerse, no de informarse. Con todo, el periódico no solo se complace de convencer, sino que viene fabricándose para tal objeto y con una sensibilidad muy particular, como hacía Camba con sus artículos teniendo en mente a su admirador incondicional”.

MANUEL JABOIS
Irse  a Madrid

EN plena crisis (o reconversión, o renacimiento, o como quiera que lo lleman hoy en día cientos de gurús de humo indio) de los medios de comunicación y, como no, de la prensa, esta cita extraída del libro del periodista gallego Manuel Jabois parece oportuna. Los que nos dedicamos a esto, ya no sabemos si se contrataba para informar o para convencer. Algunos lo tenemos claro, y se sigue defendiendo su fiel naturaleza por utópica que sea. Otros prostituyen la profesión haciéndo caer en un pozo sin retorno a una profesión que nace y se hace con amor.

3

ME gustaría creer que no. “El periodismo está muerto”, estas han sido las palabras de las tres últimas personas con las que he hablado entre ayer y esta mañana. Y las tres mencionaron lo mismo sin conocerse incluso entre ellas. Me gustaría creer que no ha muerto, porque hay generaciones de periodistas que salimos recién horneados con la esperanza de poder ejercerlo de algún modo. Pero no se nos da una oportunidad, no cabemos en este mundo del nuevo y falso periodismo donde desaparecen medios y nacen otros con la credibilidad perdida antes de empezar. El “copy paste” se ha convertido en el rey del bambo en Internet, un producto que consumimos cada vez más y cada vez más es de peor calidad. Si nosotros mismos no defendemos nuestra profesión, ¿quién lo hará? Los magnates dad por hecho que no. Porque hay una gran diferencia: el periodismo es vocacional, bello, una profesión apasionante que nos gusta vivirla aunque tengamos que hacernos autónomos para poder ejercerla o estar dispuestos a escribir gratis por el mero hecho de colaborar en algún medio; los negocios, hacer dinero como sea y de cualquier forma a costa de otros, no es vocacional. Y preguntaréis, ¿y de que viven los periodistas? Evidentemente, no siempre de ese romanticismo que nos invade a algunos, pero ciertamente nos prostituimos para poder escribir una líneas aunque acabemos dedicándonos a otra cosa para poder comer…

No quiero que el periodismo muera, aunque éste cambie por el devenir del tiempo y la evolución de la sociedad globalizada en la que ya vivimos. Impedir que muera y la destruyan es una labor muy dura, pero no imposible. Defendamos lo que somos…

12

ÁNGELA P. MARTÍN | Washington DC

LOS puestos de venta en Washington están por  todas partes. Se vende de todo, desde gorras con la bandera hasta el típico “hot dog”. Pero si prensa es lo que buscamos se encontrará en estos pequeños puestos en los que uno se puede surtir de forma autónoma. Abunda la prensa local. Sin embargo, y a pesar del chaparrón monetario, también podemos encontrar cabeceras gratuitas (como es el caso de POLITICO). Lo que hay que admirar de estos pequeños puestos es que ahí están, aguantando a pesar del frío, del tiempo y de los comportamientos de cientos y cientos de ciudadanos que cada día se va encontrando…

3

POSTS ANTERIORESPágina 1 de 3NO HAY POSTS MÁS RECIENTES