Your address will show here +12 34 56 78

Publicado en BEZ el 08 de Noviembre de 2016. Noche electoral, desde Washington DC

Se acabó. Desde los primeros minutos, las dudas estaban en el pensamiento de todos. Donald Trump consigue los 270 votos electorales que le hacían falta para ser presidente. Este resultado sorprende porque no se esperaba y, aunque algunos sabios lo vieron venir, no se podía corresponder con la realidad. Hasta que se pisaba la calle. Parte del resultado se puede comprender si se analiza de manera subsegmentada el electorado americano. Por un lado, el voto de las mujeres, los millennials y los latinos determinaban la victoria de Hillary Clinton. También la suma de los votos republicanos que optaron por los demócratas al no estar de acuerdo con Donald Trump como candidato. Sin embargo, el voto “fuga” puede haber sido clave en la victoria de Trump. Muchos deseaban un cambio que no estaba identificado con Hillary Clinton, por eso han votado a Trump aunque no estén de acuerdo con él. Este electorado, representado en buena parte por los afroamericanos, podría haber votado a Bernie Sanders de haber sido él el candidato. Otros, han optado por votar a los republicanos porque pensaban que Hillary ganaría de largo. Pero si un alto porcentaje del electorado pensara esto, Trump conseguiría la victoria, como así ha sido. Ser latino, por otro lado, no era sinónimo de votar a Hillary, y esto no ha sabido entenderse. Aquellos que no han votado a Hillary han optado por no hacerlo, no porque estuviesen de acuerdo con los republicanos, sino porque no estaban de acuerdo con la Administración Clinton en el pasado. Y, por último, el voto oculto ha sido determinante en el resultado. Parecía que no se podrían encontrar republicanos porque pocos decían lo que iban a votar, y al final han sido más de los que se ha sido capaz de localizar.

La campaña de Donald Trump se ha basado en la descalificación para el llamamiento de la atención mediática, y con ello la influencia en la opinión pública. Gana una persona deshonesta que expulsa de su pensamiento a su propio electorado. Su voto duro está en aquellos que son racistas, sexistas y fanáticos, y por tanto se viene un tiempo determinante en el futuro inmediato. Su deshonestidad como profesional marcará el tipo de futuro que desea para Estados Unidos, nos guste o no.

Siempre se recordará la campaña de Obama en 2008, sus apariciones sensacionales, sus mensajes, su presencia. La campaña del 2012 fue una continuidad con menos impulso. De la campaña de 2016 se recordarán los ataques frontales, las descalificaciones y los insultos. Ha sido demasiado técnica, demasiado frontal, demasiado en demasía. A Hillary Clinton le ha sobrado experiencia y le ha faltado emoción, aunque no le han faltado voluntarios que creyesen en ella y en sus propuestas. Las emociones sólo se han descubiero en un final a destiempo, pero sin la palabra mágica para movilizar al electorado necesario con la pasión que hacer mover al mundo.

Noticias relacionadas

0

Publicado en el Real Instituto Elcano el 26 de Octubre de 2016

EEUU 2016: cuando las mujeres son las protagonistas

“Nos hallamos en una corriente tremenda, y ninguno de nosotros sabemos dónde vamos a ir a parar. Lo importante, me parece, es nuestra actitud hacia lo que vaya a suceder. Debemos mostrarnos dispuestos a aceptar y compartir con otros lo que venga, y salir al encuentro del futuro con valentía, con un espíritu alegre”, le dijo Eleanor Roosevelt a su amiga y periodista Lorena Hickock en 1933. Leo la cita en La feminista que cambió el mundo de J. William T. Youngs, mientras, de reojo, veo llegar a Vanessa Cárdenas, la directora de estrategia de la consultora americana Emily’s List. Charlamos de todo y mucho en una pequeña sala de reuniones con cuadernos abiertos y bolígrafos en mano.

Emily’s List y las mujeres

El sufragio femenino se alcanzó en Estados Unidos en 1920. En la actualidad, entre el 50,4%y el 51% de la población americana son mujeres. La tendencia va en aumento. Y, mientras la población americana sigue creciendo, la brecha de la representación de las mujeres a nivel estatal y federal cada vez es mayor. Así es, afirma Vanessa, “la población va creciendo, pero no existe total representación en el país”. ¿Y qué tiene que ver Emily’s List con todo esto? Los tres pilares de esta empresa son una red, una evolución y un movimiento… del género femenino. Y su nombre, desde los orígenes, se acuña por aquello de recaudar fondos para un político que al principio de su carrera resulta muy útil para atraer posteriormente a otros donantes. Ellen Malcom fundó esta consultora en 1985, cuando ninguna mujer en democracia había sido elegida para el Senado por derecho. Emily’s List es ya mucho más que un nuevo concepto de recaudación política de fondos a través de una red de donantes que apuestan por las candidatas que dicha compañía impulsa, todas mujeres, todas demócratas.

Apostando por la plena representatividad

Los fondos que recoge Emily’s List los invierte en preparar y lanzar a mujeres progresistas con proyección política para que opten a cargos de representación. Pero, ¿con qué objetivo? Cada día y cada victoria supone ayudar al empoderamiento femenino, contribuir a que  las mujeres lleguen a los cargos a los que opten. Con esto consiguen dos cosas: reducir la brecha de la desigualdad en los cargos políticos, equilibrar las voces del poder; e impulsar leyes progresistas con el fin de hacer avanzar la sociedad por el camino de la igualdad y la justicia. Hillary Clinton, Elizabeth Warren o Hilda Solis son algunas de las mujeres con las que han trabajado.

“Cuando las mujeres son las protagonistas, se aprueban más leyes sociales”, confirma segura Vanessa Cárdenas. En Emily’s List no sólo se trabaja la campaña de fondos, sino también la estrategia de comunicación, política y media training, entre otros aspectos. Es toda una consultoría con un equipo totalmente transversal, pero que trabaja “con las mujeres sabiendo que son parte del debate público”. Vanessa es de las que piensa que se puede tener a las mejores políticas, o tener las mejores iniciativas políticas, pero  que “no sirven de nada si no se comunican ambas”. Entre aquellas cosas que se comunican están la reforma integral migratoria, el derecho al aborto, el impulso de la igualdad salarial y la no discriminación racial.

Focus 2020

Las elecciones que tendrán lugar en Estados Unidos el próximo 8 de noviembre están siendo protagonistas del día a día internacional. Si Hillary Clinton sale victoriosa, no sólo será una campaña más que histórica al conseguir ser la primera mujer que logra el triunfo, también será la más comentada, estudiada, analizada y debatida durante los próximos cuatro años. Pero, al igual que Emily’s List ya trabajó con Hillary, la compañía tiene puesta su mirada en el largo plazo, en las candidatas que vendrán. Es por ello que ya ha impulsado la campaña Focus 2020. Siempre trabajan así, con años vista, mapeando distintos Estados con tiempo, y localizando mujeres con potencial y talento, además de proyección.

captura-de-pantalla-2016-10-31-a-las-10-41-40

El proyecto Focus 2020 se ha diseñado “para impactar en la redistribución de los distritos y animar a que las mujeres demócratas se postulen” a gobernadoras y puestos de las cámaras legislativas estatales en las elecciones de 2016, 2018 y 2020.

Son más de 3 millones de miembros quienes donan a este proyecto, que no resulta ser otra cosa que una causa justa. Emily’s List crea e impulsa a líderes femeninas, reduce la brecha de la desigualdad en la representación país y apuesta por campañas y leyes a favor del progreso. Su oficina de Washington DC cuenta con más de 60 profesionales con ganas de hacer una huella en la historia con su trabajo. Salen al “encuentro del futuro con valentía”, como diría Roosevelt, porque saben que “lo importante es la actitud hacia lo que vaya a suceder”.

0

Victory Awards 2016
 

Y es en un remanso de paz cuando puedo escribir unas líneas. Ya aterrizada en Ecuador desde Washington DC mientras el suelo sigue temblando, algo que no impide que siga sonriendo y que sienta esta felicidad. El pasado 6 de agosto recogí el premio al ser galardonada por ‘The Washington Academy of Political Arts & Sciences’ (WAPAS) como una de las 12 mujeres más influyentes en la comunicación política. Un premio considerado como el “Oscar” de la profesión. No fuimos pocos los que nos congregamos en la gala, celebrada en The Georgetown University, Washington DC. Casi 300 consultores, amigos y conocidos compartimos un momento precioso y tenso a la par que emocionante donde las risas y las experiencias formaban parte de toda conversación compartida.

Es un orgullo optar a un reconocimiento así en la capital del mundo, una ciudad donde he tenido la oportunidad de estudiar.

Este premio me  hizo muchísima ilusión porque cuantos más pasos demos hacia la igualdad y el reconocimiento de la labor de las mujeres, menos pasos nos van a quedar. 

Al recoger el premio quise transmitir dos cosas,

1) Pedir apoyo

Somos muchas mujeres las que trabajamos en el ámbito de la consultoría y la comunicación. Las facultades de comunicación están llenas de mujeres. Sin embargo, son los hombres los que están presentes, los que copan los carteles de premios, seminarios, congresos y la autoría de trabajos realizados en equipo donde suele haber mayor número de mujeres.

Las mujeres profesionales merecen más respeto, más valor y más admiración. Y eso sólo es posible con apoyos, de todos, y juntos. Necesitamos el apoyo de la industria de la comunicación y de la comunicación política. Sólo así haremos más justa nuestra profesión y más ejemplar.

Esto no es un capricho mío. Se trata de justicia. Solas no podemos hacerlo si estamos solas.

Y pedí un aplauso para una mujer que no estaba nominada, pero que se merecía este reconocimiento por habernos abierto el camino a tantas otras: Gisela Rubach.

2) Dar las gracias

A los organizadores MPR GROUP y a la Academia.

Gracias al jurado (al que pude dar las gracias casi persona a persona) por haber confiado y haber visibilizado la labor y el trabajo de tantas mujeres.

Gracias a Antoni Gutiérrez-Rubí, por darme la oportunidad de desarrollar mi profesión en la primera línea de la comunicación política, y al magnífico equipo de Ideograma.

Y gracias, y muy dedicado este premio, a mis padres, dos conductores de autobús que han hecho miles de kilómetros con el objetivo de darle a sus hijas la mejor educación para que cumplieran sus sueños. El mío no es otro que el de trabajar a diario para mejorar nuestra calidad democrática, para trabajar por mejores democracias, más justas e iguales.

GRACIAS, de corazón.

 

Y muchas felicidades al resto de premiados bajo otras categorías, pero especialmente a las 11 premiadas con las que compartí galardón: Ana Anchi Mateus, Carmen Beatriz Fernández, Gil Castillo, Imma Aguilar, Lorena Chambers, Luciana Panke, María José Canel, Lula Bueno, Marilú Brajer, Nancy Bocskor y Verónica Ríos.

 

El reconocimiento en los medios

Premiarán por primera vez a las mujeres más influyentes de la comunicación política (MPR Group)

Ángela Paloma Martín, elegida una de las mujeres hispanas más influyentes de la comunicación política en Washington (2o Minutos, 16 de Mayo de 2016)

Ángela Paloma Martín, entre las más influyentes en Washington (Europa Press, 16 de Mayo de 2016)

La puertollanera Ángela Paloma Martín es elegida en Washington como una de las doce mujeres hispanas más influyentes de la comunicación política (MiCiudadReal, 16 de Mayo de 2016)

Una ciudadrealeña es una de las mujeres hispanas más influyentes de la comunicación política en Washington (El Día, 16 de Mayo de 2016)

Ángela Paloma Martín es una de las doce hispanas más influyentes de comunicación política (La Tribuna de Ciudad Real, 17 de Mayo de 2016)

Una periodista de Puertollano, elegida entre las doce mujeres hispanas más influyentes en comunicación política de todo el mundo (Cadena SER, 17 de Mayo de 2016)

La puertollanera Ángela Paloma Martín consigue un premio Victory Awards (Lanza, 18 de Mayo de 2016)

Entrevista Ángela Paloma Martín, periodista de Puertollano ganadora de un Victory Award / Hoy por Hoy 17 mayo (Cadena SER, 17 de Mayo de 2016)

La española Ángela Paloma Martín, entre las mujeres más influyentes en Washington (La Región Internacional, 17 de Mayo de 2016)

Hija de conductores de bus y una de las mujeres más influyentes de la comunicación política mundial (En Castilla La Mancha, 01 de Junio de 2016)

Entrevista en M80 Radio (Ya Veremos) Ángela Paloma Martín una de las mujeres hispanas más influyentes (4 de Junio de 2016)

La puertollanera Ángela Paloma Martín recoge en Washington el premio que reconoce su influencia en comunicación política (La Información, 07 de Agosto de 2016)

Dos mujeres, una de Talavera y otra de Puertollano, reconocidas en Washington por su trabajo (En Castilla La Mancha, 07 de Agosto de 2016)

Ángela Paloma Martín, colaboradora de bez.es, premiada en los Victory Awards (BEZ lo que debes saber, 08 de Agosto de 2016)

La puertollanera Ángela Paloma Martín recoge en Washington el premio que reconoce su influencia en comunicación política (La Voz de Puertollano, 07 de Agosto de 2016)

Una periodista de Puertollano en la cima del mundo de la comunicación política (Cadena SER, 08 de Agosto de 2016)

El profesor de la Universidad de Navarra Jordi Rodríguez Virgili, premio Victory Award 2016 (20 Minutos, 08 de Agosto de 2016)

La puertollanera Ángela Paloma Martín recoge en Washington el premio que reconoce su influencia en comunicación política (Lanza, 08 de Agosto de 2016)

Washington premia la labor de dos mujeres de Talavera y Puertollano (La Voz del Tajo, 08 de Agosto de 2016)

Ángela Paloma Martín, una puertollanense consagrada entre las doce hispanas más influyentes de la comunicación política (Ciudad Real Digital, 8 de Agosto de 2016)

0

POSTS ANTERIORESPágina 1 de 6NO HAY POSTS MÁS RECIENTES