Your address will show here +12 34 56 78

CÁNCER de mama. El temor de muchas mujeres: el maldito cáncer. Un escenario al exterior, dos micros y decenas de miradas hacia ella. Una política que seguramente haya pensado una y otra vez, a lo largo del fin de semana, cuáles serían las palabras exactas que pronunciaría para anunciar la enfermedad, o ese “bulto”. Porque al pronunciar la palabra “bulto”, la presidenta de la Comunidad de Madrid se deshizo, se le quebró la voz y se le debilitó. Esperanza Aguirre, esa presidenta que es una estratega política, un plan de comunicación andante por sí sola, esa que no calla y replica, esa que tiene respuestas para todo aunque esté hasta arriba, esa que le hace frente a Rajoy, a Gallardón y a quien se ponga por delante. Esa política que también es mujer y, cómo no, humana. Porque es en estos casos cuando el discurso de un político cambia, y aunque quiera sonreír de manera forzada, se nota la persona que hay detrás, que sufre también, que se emociona con el dolor y con el sentimiento. Es en ese discurso donde se muestran a la ciudadanía, a las cámaras, a la sociedad como uno es en realidad. Esperanza Aguirre tenía un cáncer que hoy le ha sido extirpado en el Clínico de San Carlos, en Madrid, en un hospital público en el que ha confiado a pesar de su política sanitaria a lo largo de sus años al frente de la Comunidad.

7