Your address will show here +12 34 56 78

El pasado 14 de junio tuve el placer de participar en el Seminario para doctorandas y doctorandos que celebraron la Universidad Rovira i Virgili, Universitad de Girona, Universitad de Barcelona, Universidad Autónoma de Barcelona y Universidad de VIC junto con Instituto Interuniversitario de Estudios de Mujeres y Género. Mi participación estuvo relacionada con mi tesis, la presencia de la mujer española en el espacio público para el cambio social, pero desde una perspectiva histórica. Resulta complejo pensar que las mujeres en las actualidad, sobre todo aquellas que ostentan cargos públicos, tienen menos “poder” de movilización; que sus palabras no tienen el mismo peso que antaño; que su iconografía ha evolucionado y en algunos casos ha involucionado; y que padecemos una gran crisis de liderazgo en la actualidad si empezamos a comparar otros momentos históricos no tan lejos de nuestro presente. Sería pretencioso por mi parte compartir la presentación de este Seminario, puesto que lo que presenté es una pequeña parte de la investigación que estoy desarrollando y que está cargada de ideas que pueden arrojar más dudas que certezas. Sin embargo, sí me gustaría compartir algunas de las reflexiones que, a partir de mi exposición, compartí. Para esta primera parte, me centré en una selección de medios de comunicación y revistas. Las conclusiones están basadas en el análisis de las primeras revistas:

  • Mujer (1931)

  • Revista mensual del hogar y de la moda (1937-1962)

  • La mujer en su casa (1902-1936)

  • La mujer y el trabajo (1926-1931)

  • Portavoz de las mujeres antifascistas (1936)

  • Mujeres católicas de España (1937-1938)

  • Mujeres españolas (1929-1931)

  • Mujeres libres (1936)

  • Dona catalana (1928-1938)

Las reflexiones que comparto a continuación nacen a partir del análisis de estas revistas, concretamente Portavoz de las mujeres antifascistas (1936). 1/ Discurso bélico. La palabra negativa. El lenguaje como arma Como ya compartiese en otra publicación en este blog, a lo largo de estos años 30, se crearon agrupaciones de mujeres y feministas, comités nacionales y las corrientes dentro de los partidos. Frente a la amenaza del fascismo, empiezan a surgir de manera más repetida palabras como “paz” y “libertad”. Ese fue el origen de la “guerra en defensa de la democracia”. El “pacifismo realista” no perseguía otra cosa que derrotar al fascismo para conseguir la paz duradera. La Agrupación de Mujeres Antifascistas desarrolló un discurso militarista con un fin concreto: garantizar la paz.

archivos guerra0009

Es posible que el discurso de las mujeres en los años 30 fuese bélico e incitase a ganar la guerra a partir de este, pero ese mismo era su objetivo: la paz. Y, a pesar de la guerra, el discurso no es victimista. No hablaban de ilusión, ni esperanza, pero sí de certezas. Si pensamos en nuestras demandas actuales, como por ejemplo la lucha contra la violencia de género, la petición de igualdad salarial… etc. podemos analizar que no existe un discurso bélico, pero sí negativo y pesimista, focalizado más en la queja que en la acción, por poner un ejemplo. 2/ Iconografía Desde las publicaciones periódicas que seleccioné para el análisis, a grandes rasgos diré que rara veces aparecían solas: porque inspiraban, parecían fuertes; porque parecían fuertes, movilizaban.

archivos guerra0015 archivos guerra0010

3/ Liderazgo En los años 30, las áreas donde ejercían el liderazgo era el campo, en la cultura, el deporte y la ciudad. Y se las calificada de “heroínas”. Desde el liderazgo que ejercían, una de las cosas que más repetidas por la que abogan era la unidad. 

0

El pasado 26 y 27 de mayo estuve en Ourense invitada por el Instituto Internacional de Marketing y Comunicación para impartir una formación en el marco del Programa Internacional de Liderazgo Femenino. Mujeres líderes en sus áreas de gestión de México y Ecuador apostaron por este programa. Tuve el placer de trabajar el marco de una simulación en la elaboración del discurso y la iconografía de la mujer para el liderazgo. Y nos sobró tiempo para hablar de temas que más preocupan a las mujeres que quieren escalar en política.

Además de compartir conocimientos sobre campañas electorales donde la candidata es una mujer, pusimos la guinda al pastel con la campaña de Hillary Clinton, donde tuve la gran oportunidad de participar desde Virginia.

 

 

Adicionalmente, comparto otros recursos que pueden ser de utilidad:

Gracias al Instituto Internacional de Marketing por la invitación, y muy especialmente a Eladio Jardón y a Verónica Valdivia.

0

Estado Federal…

Estado de las Autonomías…

Constitución…

Lo conseguido en Granada…

Avanzar, pero sobre una unión política y social.

Es el futuro el que nos impone el presente.

Hay que adaptarse al destino para no caer en un error común.

Europa.

La oruga.

La libélula.

Volar como europeos significa perseverar  en un modelo de democracia inseparable y social

“La libertad no necesita alas, lo que necesita es echar raíces”, Octavio Paz.

Europa.

Profundas raíces como concepto de ciudadanía.

Ser ciudadano europeo es pensar más.

Ser ciudadano europeo es pensar más en los derechos humanos y más en la cooperación en lugar de pensar en la hegemonía global.

No abandonamos nuestras tradiciones ni abandonamos la autocrítica.

Fuimos nosotros los que llevamos el sueño ilustrado de una España moderna.

Todos somos iguales. Las mujeres también.

 

A veces, para comprender hay que deconstruir. La colección de palabras con la que encabezo pertenecen al discurso de Javier Fernández, Presidente de la Comisión Gestora del PSOE. Escuchar su discurso completo en la Ponencia Política del PSOE es transportarse a los anales de la historia del partido. Es volver para reencontrarse. Es volver para conectar con la audiencia presente que espera justamente esas palabras. Es volver para decir os lo dije. Es volver para ofrecer lo que quieren (o lo que sólo una parte quiere). Es hablar de España, pero también de Europa. Es volver a la política sin abandonar el atril político. Es ir a la metáfora para explicarla.

A veces, para conocer el rumbo que deciden tomar unos y el rumbo que deciden tomar otros, hay que deconstruir.

Mientras Patxi López sigue silencioso su campaña, parece que la contienda de las primarias estará más en la confrontación entre “el equipo” de Susana Díaz y “el equipo” de Pedro Sánchez. Entre el partido de siempre que quiere continuar siendo lo de siempre pero con un proyecto político adaptado a la sociedad y a las circunstancias. Y entre un nuevo partido, bajo las siglas de siempre, con un nuevo paradigma de actuación y otro proyecto político adaptado a los cambios y a la evolución. De eso se trata.

Ahí está la pelea: entre lo nuevo sobre lo viejo y lo viejo sobre lo nuevo. Entre el partido de siempre sobre un nuevo proyecto, que defiende la Gestora; entre el nuevo proyecto sobre un nuevo modelo de partido con las mismas siglas, que defiende Pedro Sánchez.

¡Llevamos la patria en el corazón, no en la entrepierna!, ha dicho Javier Fernández. Y es que a veces hay que negar de lo que a veces a uno le culpan, sin que se repita mucho, claro, para poder dar explicaciones y exponer de qué va esto, para ser claros, para comprender y hacer entender.

Por eso hay que deconsturir.

Por cierto, maldito error ese, en un discurso, de negar aquello por lo que a uno le culpan… Porque, al final, siempre se consigue el efecto que menos se desea.

 

0

POSTS ANTERIORESPágina 1 de 11NO HAY POSTS MÁS RECIENTES