Your address will show here +12 34 56 78

 

MAREA azul no es el título de ninguna obra de teatro ni de ninguna película de ficción, aunque podría serlo. Tampoco es una obra literaria de esas que imploran respeto con sólo observarlas de lejos. Simple y llanamente es la realidad: IU decide que el PP es el partido que debe gobernar en Extremadura y José Antonio Monago su presidente. Y al decidir tal cosa, el mapa español se ha convertido en una profunda Marea azul: ¿la del cambio? ¿la de la alternativa? No, la del silencio.

Este día pasará a la historia: las bases contra un líder. A lo largo de la precampaña y campaña, el mensaje de Izquierda Unida ha sido el de la corrupción. Repetir una y otra vez en la sociedad esa enfermedad que afecta a tantos y tantos políticos, sean de la ideología que sean, y que se contagia de manera brutal e inhumana. Esa que con Gobiernos populares es más que un hecho y una evidencia y que justamente ellos han criticado en estas elecciones autonómicas y municipales.

Al mismo tiempo que empieza la Marea azul, empieza una crisis en IU: la de la credibilidad.

5

LA pasada semana, mientras escribía un artículo sobre el silencio como estrategia política, confirmaba la teoría de la estrategia que en estos momentos está siguiendo el Partido Popular. Por injusto que sea, estas elecciones van de política nacional, van de lo macro, más que de lo micro, van de que está siendo el escenario de las primarias en vez de ser el escenario del ciudadano. En los mítines nos encontramos con los temas centrales que atañen a nivel España, en vez de encontrarnos con compromisos por impulsar los municipios desde la base, que son los Ayuntamientos, no desde el Congreso de los Diputados.

Pero nos estamos encontrando con que muchos políticos callan en esos mítines, callan en las ruedas de prensa evitando las preguntas de los periodistas porque, señor político, preguntas hay, lo que no hay son respuestas por su parte. Y nos estamos encontrando que ¡no hay debates! (enlace con un ejemplo, pero está sucediendo en toda España), están negándose a plantearles al ciudadano sus proyectos y compararlos, públicamente, con los proyectos de sus rivales políticos, que no sus enemigos.

Sin debates, sin preguntas, sin apenas salidas en los medios para evitar la crítica o el ruido… Estas son las elecciones que estamos viviendo… ¿Para qué? Para que el PSOE se desgaste poco a poco de tal manera que la subida al podio en 2012 sea directa, sin piedras por el camino que apartar de una patada.  Política del silencio para aprovechar la tendencia de abstención que suelen tener las elecciones autonómicas y municipales.

Desde las elecciones autonómicas y municipales, el silencio como estrategia política para llegar a las elecciones generales respirando tranquilos. Para llegar a La Moncloa.

8

POSTS ANTERIORESPágina 1 de 2NO HAY POSTS MÁS RECIENTES