Your address will show here +12 34 56 78

No a la violencia de género, no a la violencia machista, no… no, no, no, no. ¿De verdad lo estamos haciendo bien? Somos receptores de un sinfín de campañas en apoyo a las mujeres y a las víctimas de violencia, pero los datos de asesinatos sigue creciendo. En la Comunidad de Madrid, por ejemplo, en 2017 han sido asesinadas cinco mujeres más que en 2016. Parece que no nos estamos dando cuenta de que las campañas en contra de la violencia machista son negativas, están enfocadas al receptor equivocado y tengo la sensación de que estamos incentivando la violencia.

Muchas de las campañas elaboradas (y desde el punto de vista publicitario), son negativas, algo en contra de las reglas de la publicidad en función del objetivo a perseguir. Se nos oye, pero no se nos escucha. Nos defendemos justificándonos. Gritamos más alto, pero también se nos critica más. Estamos, pero, ¿lo estamos haciendo bien? Denunciamos el comportamiento de los hombres machistas en las redes sociales y ellos se ríen de nosotras. Hablan de que el movimiento feminista está más vivo, ¿pero realmente estamos consiguiendo nuestros objetivos? Tengo, también, la sensación de que alentamos el odio hacia las mujeres sean feministas o no.

#JuanaCuentaConmigo fue el hashtag que se utilizó en apoyo a Juana Rivas, pero la campaña partió de un mensaje negativo: “un maltratador nunca puede ser un buen padre”. Ese mensaje es cierto, la sociedad debe saberlo, las mujeres maltratadas deben asimilarlo, pero… ¿a quién se lo decimos? ¿Por qué no convertimos esa afirmación en actos reales, ejemplos de lo cotidiano que remueva la conciencia de aquellos que tienen que cambiar las leyes? No pocas mujeres hemos sido testigo del maltrato a alguna mujer de nuestro entorno cuya pareja es un maltratador y créanme que decirle “cuenta conmigo”, no funciona, tampoco decirle que “un maltratador nunca puede ser un buen padre” porque ellas creen que él cambiará y que sus hijos crecerán con su padre.

#SinunSÍesNO. Campaña en Castilla – La Mancha impulsada por el Instituto de la Mujer. Una campaña con muy buenas intenciones, pero cuyo gif muestra que es la chica la que levanta la mano cuando el chico quiere rozarle una pierna. Nos quiere dar a entender que, si las mujeres no decimos que accedemos, es una negativa. Sin embargo, esto, en la realidad, no es verdad. Esta campaña es demasiado compleja, hay que explicarla, parar a analizar la narrativa visual y al final nos conduce a perder el tiempo discutiendo con nosotras mismas. ¿A quién está dirigida la campaña? ¿Qué objetivo tiene?

Ana I. Bernal-Triviño, periodista a la que respeto y admiro muchísimo, publicó el 30 de agosto de 2017 el siguiente mensaje en Twitter: “Esto es el feminismo. Que no te confundan. Por @coralherreragom (Coral Herrera Gómez)”. Que no te confundan… Y es que muchas mujeres todavía están confundidas y todavía tenemos que escuchar de boca de muchas “es que no soy feminista”, “es que esto no es un evento feminista” (aunque impulse la igualdad de las mujeres y sirva para inspirar a otras mujeres). Madre mía lo que hay que escuchar. Qué palabra más fea, ¿eh? Que no te confundan… ¿Para quién, al final, es ese mensaje? También para los hombres. Pero mi duda es si lo leen los hombres y los hombres que lo tienen que leer. El texto de Coral Herrera empieza, también, con una frase negativa: “el feminismo no quiere imponer… (…). No desea dejarlos sin voto, ni violarlos en las guerras, ni mutilar sus genitales…”. Tremendo texto. Léanlo. Tremendo, expectante, movilizar. Pero, una vez más, nos sumergimos en el bucle de la comunicación negativa.

#NiUnaMenos fue un grito colectivo que atrajo millones de personas en todo el mundo y cuyo origen tuvo lugar en Argentina: “creció cuando la sociedad la hizo suya y la convirtió en una campaña colectiva”. Inicia con un lenguaje negativo que al principio no se supo identificar bien, ¿ni una menos? Realmente no queremos ni una muerta más. De hecho, fue Susana Chávez, la poeta mexicana la que escribió la frase “Ni una muerta más” para denunciar los feminicidios de Ciudad Juárez. Es verdad que la campaña es negativa, pero también han empleado el lenguaje positivo: “el comienzo de un camino nuevo. Súmate”. El 3 de junio de 2015 nace “Ni una menos” en la calle. En 2016 el número de feminicidios fue mayor que en 2015.  

Sigo. Y es que también las mujeres políticas usan el lenguaje negativo cuando se trata de hablar de igualdad. Esto dijo Michelle Bachelet sobre el proyecto de Matrimonio Igualitario: “La igualdad no admite matices ni prejuicios”. Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno, dijo: “no seremos una sociedad madura hasta que no consigamos erradicarla”. Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, también dijo: “La respuesta a la barbarie no es la venganza, sino hablar”. Tweet de Inés Arrimadas, ganadora de las últimas elecciones catalanas: “La violencia de género es una lacra que por desgracia está presente en el día a día de muchas mujeres. Esta lucha no entiende de bandos ni ideologías”. Los mensajes negativos se han instalado en nosotros. Pero estos son sólo algunos ejemplos.

#NoSinMujeres ha sido otro hashtag que cientos de mujeres feministas han usado para criticar o denunciar algún acto machista, como por ejemplo la no participación de mujeres en actividades públicas. Visibilizar la ausencia de mujeres en los foros es positivo y pone los colores a muchos machistas. Pero no se hace nada más. Esas campañas sólo consiguen, de momento, movilizarnos a nosotras mismas, convencer a las que ya estamos convencidas, discrepar con las mujeres que no lo están y aparcar a aquellos que tienen que hacer las cosas como si con ellos no fuera la cosa. Después, sigue ocurriendo exactamente lo mismo. ¿Cómo van los hombres a renunciar a participar en una actividad en la que no haya mujeres cuando el ego es lo más grande que tienen que cuidar?

¿De verdad lo estamos haciendo bien? Creo que podemos hacerlo mejor. Avanzamos más lento porque actuamos por impulso, sin contrastar con tiempo con todos los profesionales que hacen falta para impulsar campañas que lleguen a verdaderas transformaciones: comunicadores, juristas, psicólogos, psiquiatras, lingüistas, feministas expertas en género, víctimas de familiares… etc. Hacemos más ruido, es verdad, pero no estamos consiguiendo lo que queremos porque en cada campaña el objetivo es diferente y los receptores del mensaje, también. No podemos usar la misma estrategia para todo y para todos, dejando de lado a los verdaderos culpables. Hablamos al patriarcado y de patriarcado desde la crítica, la justificación y nuestra defensa, instalando la igualdad de manera lenta y no desde el origen, todavía: la educación, la cultura, el lenguaje. Criticamos a los medios de comunicación, pero siguen informando alentando la violencia sin preocuparse de instalar la comunicación de género. No les hablamos a los familiares de las maltratadas, ni a sus amistades, para que conozcan qué tienen que hacer, también, para apoyar a las víctimas, qué pueden hacer por ellas para evitar una muerte más. No existen campañas directas hacia los maltratadores, ni conocen a qué se enfrentan porque saben que pueden quedar impunes. Es ahora cuando estamos conociendo el machismo que existe en nuestras leyes y en nuestras instituciones, pero poco a poco, a raíz de casos concretos y consiguiendo que una parte de la sociedad vea a las mujeres como culpables. Y tampoco existen campañas concretas hacia nuestros políticos. Políticos que deben impulsar con extrema urgencia políticas públicas que erradiquen los problemas del presente y que construyan los valores en igualdad desde el origen.

Hemos hecho mucho. Pero podemos hacerlo mejor. Esto no es sólo cuestión de campañas o sólo cuestión de mujeres. Es cuestión de un esfuerzo colectivo con nosotras, con ellos, con la sociedad. 

0

Publicado en BEZ el 18 de Marzo de 2016

El jueves, 17 de marzo, la Cámara de Diputados de Chile ha hecho historia al aprobar la despenalización de las tres causales. En este país estaba prohibido en cualquiera de sus circunstancias y su práctica se castiga con la cárcel aunque, de forma ilegal, se practican más de 100.000 abortos al año, según ha publicado la BBC. A día de hoy… ¿Qué se cuestiona? ¿Qué se demanda? ¿Qué se debate? ¿Qué se transmite? Durante el último año y, especialmente, durante las últimas semanas, no se ha debatido sobre una Ley en sí que permita el aborto, sino sobre la despenalización en tres causales: en caso de violación, peligro para la vida de la madre e inviabilidad del feto. Dicha despenalización la aprobó primero la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, por ocho votos contra cinco, el pasado uno de marzo –algo que debió aprobarse hace un año según calendario de promesas políticas-. No obstante, y a pesar de que esta era de una de las reformas prometidas por la Presidenta Michelle Bachelet, los argumentos en torno al aborto que se discuten en Chile son varios y con particularidades en el enfoque puesto que, a veces, la ideología se superpone frente al reclamo de las mujeres o frente a la justicia social.

Las tres causales no entraron como noticia inédita en el discurso que Michelle Bachelet pronunció el pasado día 8 marzo, Día Internacional de la Mujer. Su estrategia de comunicación alegó más a los derechos que a la política, fue una postura más social que institucional, algo que se viene defendiendo con ahínco en otros países europeos, como España, donde el derecho a decidir de las mujeres prevaleció frente al ahínco de contentar a una parte del electorado conservador. Ganó la libertad de las mujeres y le costó el cargo al Ministro de Justicia, Alberto Ruíz Gallardón.  “Yo creo que las mujeres tenemos derecho a tomar decisiones. (…) Y entiendo que frente a un tema como este puede haber distintas opiniones. (…) Pero yo creo que hemos podido avanzar sobre la tramitación de la base de un diálogo intenso pero respetuoso”, dijo Michelle Bachelet.

El derecho a decidir

Las bases del discurso de la Presidenta Bachelet en torno al aborto son derecho a tomar decisiones, avance, diálogo y respeto; palabras bajo el marco mental (frame) del progreso en términos de comunicación política. Y, diferentes encuestas, elaboradas bajo varios periodos temporales, reflejan una aceptación del 60% continuando con una tendencia al alza. Pero… ¿es suficiente? ¿Está acertando Bachelet con su enfoque? “Creo que el tema del aborto, desde el punto de vista comunicacional, ha estado impulsado por razones políticas. No es nuevo. De hecho, desde hace varios años que el tema aparece en la agenda sólo cuando una autoridad o partido político insiste en el tema o promueve la idea de legislar al respecto. Muy pocas veces el tema se aborda desde la ciudadanía”, señala la asesora de comunicación política chilena Denise Peró, mientas la también chilena Johana Vásquez Cielo, Co-fundadora de la Consultora Estay Consulting, y experta en transformación organizacional, responde a la pregunta con repaso histórico pero con más preguntas que invitan a abordar el tema desde una profundidad necesaria pero ciertamente poco abordada: “Vale destacar que entre los años 1931 y 1989, el aborto terapéutico bajo ciertas condiciones estaba legalizado. Esto es un progreso pero, finalmente, ¿es posible generar procesos de cambio en entornos temáticos tan sensibles como éste o es mejor mantener procesos unilaterales que permitan dar un salto en estas temáticas para poder generar entornos democráticos de decisión?”

¿Quién gana y quién pierde? “Socialmente, este proceso tiene sus adeptos y detractores, pero considero, a modo muy personal, que el proceso de prohibición del aborto bajo cualquier circunstancia ha sido unilateral, pues simplemente hubo una decisión de hacerlo, al igual que el proceso actual de despenalizar, sin permitir a la mujer hacer valer su derecho democrático de decidir sobre su cuerpo y su futuro, y su derecho a ser cubierta por una seguridad social bajo toda circunstancia de libre decisión”, apunta Johana, a lo que Denise subraya: “Cabe destacar también que la realidad chilena es bien distinta a la europea. Sistemas de seguridad social inexistentes, servicios de salud de pésima calidad y una educación muy precaria”.

¿ideología frente a sociedad?

En este sentido… ¿la política se ha superpuesto a la sociedad, o se ha alejado de ella? Denise es clara: “Dado que es un tema que no tiene grises, solo blancos y negros, es utilizado por lo general por los partidos de izquierda y actores más progresistas para desviar la atención respecto de la contingencia. Hasta la fecha se ha visto que la derecha siempre va a responder con fuerza, y que ha utilizado todas sus redes y vetos para impedir que el aborto se convirtiera en Ley. Y pasa porque, para la derecha los valores cristianos y los principios, están por sobre la política y entienden que sus electores lo ven de la misma manera”. A lo que Johana señala: “Esta confusión  de enfoques no permite que se generen sinergias ni procesos de colaboración que permitan llegar a términos medios para mantener un avance y llegar a un proceso de cambio deseado y consensuado”.

La importancia de las políticas públicas

La educación es el pilar fundamental de libertad. Una libertad que nos permite avanzar no sólo hacia la igualdad, sino también hacia la prevención en un mundo que debe estar emborrachado de justicia. Johana reflexiona: “Es crucial dar un enfoque bajo teorías consecuencialistas y deontológicas que permitan un análisis más exhaustivo de la situación”. Y Denise es tajante: “Más allá del aborto sí o aborto no, creo que el trabajo hay que partirlo por prevenir el embarazo adolescente (o no deseado) a través de la educación, educación sexual, mejora de los servicios de salud familiares que están más cerca de la ciudadanía para orientarlos”. Y cierra: “Creo que el debate no ha salido de lo anecdótico y las caricaturas. Ha estado tremendamente marcado por la ideología y la religión. Creo que no se ha abordado con el impacto y profundidad que debiera tener una política pública, sobre todo una política de salud pública”.

0

Publicado en Sesión De Control (16 de enero de 2014)

Analizamos la presencia online de las mujeres que presiden Latinoamérica: Michelle Bachelet, Dilma Rousseff, Cristina Fernández y Laura Chinchilla.

En el camino hacia el liderazgo femenino nos encontramos en este 2014, que recién acaba de estrenarse, con la última cifra para cuantificar las presidentas que ya hay en Latinoamérica. Cuatro en total: Michelle Bachelet en Chile; Dilma Rousseff en Brasil; Cristina Fernández de Kirchner en Argentina; y Laura Chinchilla en Costa Rica. Nuevos liderazgos que se van abriendo paso poco a poco a pesar de las barreras en torno a la participación de la mujer en política en estos países, nuevas formas de hacer campañas electorales y nuevas formas de comunicación.

Y entre esas formas de comunicación, también se incluye la presencia online, que va ganando terreno. Las cuatro mujeres que lideran en estos momentos en Latinoamérica no comunican del mismo modo, ni se comportan igual con su audiencia en las redes sociales. Cada equipo pone a punto las estrategias de las mujeres que más poder tienen y cada una destaca por algo en concreto. No todas están en los mismos sitios ni de la misma manera.

Y a pesar de que el factor tiempo (tanto por la antigüedad de sus presencia, como por los periodos electorales) es fundamental para una buena comparación cuantitativa, no es irrelevante hacer un repaso de sus perfiles. Dónde están, cómo lo hacen, quiénes lo hacen, qué dicen y a quiénes responden es un termómetro del comportamiento de aquellas que presiden Latinoamérica.

Michelle Bachelet, la comunicadora

El perfil en Twitter de la presidenta chilena se describe como el “canal oficial del Departamento de Prensa de la Presidenta Electa, Michelle Bachelet”. Se registró el 25 de marzo de 2013 y hasta la fecha ha alcanzado 40.441 seguidores9.597 perfiles que sigue (un 23,73% de los que la siguen a ella) y ha emitido 5.727 tweets.

De media, emite 23 tweets en total al día, y al mes una media de 537. Su equipo fue más activo el pasado octubre de 2013 con 781 tweets y el día que más tweets acumula es el jueves (535). Para la comunicación, emplean dos plataformas fundamentalmente, vía web (1618 tweets) y Iphone (1.579 tweets). Entre agosto y enero, el 90,36% de sus mensajes fueron retuiteados, mientras que el 72,29%  fueron considerados favoritos.

¿Su tweet más retuiteado? 491 RT La noticia que circula sobre un supuesto “impuesto a los profesionales” es falsa y no está contemplada en el #ProgramaMB. No desinformemos.

 ¿Su tweet considerado como el más favorito?  124 favoritos “La victoria de hoy no es personal, es un sueño colectivo. Es la voz de ustedes la que triunfa” #MichellePresidenta pic.twitter.com/kL29nZjQDh

Por otro lado, la página de Michelle Bachelet en Facebook tiene un total de 560.870 “me gusta”, mientras  que 19.587 personas están hablando ahora mismo de ella. Tiene un porcentaje de engagement del 3,49% y el grupo de edad más popular se encuentra entre los 18 y los 24 años. El día que más se habló de su página fue el 17 de noviembre de 2013. La fecha de creación del canal de YouTube de la presidenta Chilena fue el 15 de abril de 2013. Cuenta con 2.864 suscripciones, 252 vídeos y 955.736 reproducciones. Pero además, Bachelet está presente enFlickr y en Instagram.

Dilma Rousseff, la influyente

El perfil de Rousseff en Twitter se presenta como “Twitter de Dilma Rousseff, presidenta do Brasil” e incorpora la web del Gobierno brasileño. Se registró el 10 de abril de 2010 y en este momento tiene 2.106.297 seguidoressigue a 331 perfiles (0,01% de los que la siguen a ella) y ha emitido 1.315 tweets. De media, publica 5 tweets al día y al mes una media de 98 tweets. ¿Su día más activo? El martes, con 240 tweets en total. Para mantener la actividad, emplean principalmente el Iphone (845 tweets) y la web (368 tweets). Desde que nació el canal, el 93,83% de sus tweets fueron retuiteados, mientras que el 93,91% fueron consideraros favoritos.

¿Su tweet más retuiteado? 7.726 RT “Amigos,muito legal ser tão lembrada no twitter em 2010. Logo eu,que tive tão pouco tempo p/estar aqui c/vcs. Vamos conversar mais em 2011

 ¿Su tweet considerado como el más favorito? 1.150 favoritos “Amigos,muito legal ser tão lembrada no twitter em 2010. Logo eu,que tive tão pouco tempo p/estar aqui c/vcs. Vamos conversar mais em 2011

En relación a Facebook, la página de Dilma Rousseff cuenta con 179.479  “me gusta”, y 77.625 personas están hablando de ella en este momento. Tiene un porcentaje de engagement del 43,25% y el grupo de edad más popular se encuentra entre los 25 y los 34  años. El día que más se habló de su página fue el 15 de diciembre de 2013. El canal  oficial de YouTube de la Presidencia de la República do Brasil se creó el 20 de febrero de 2009. Tiene un total de 14.928 suscriptores, 2.497 vídeos y 6.923.150 reproducciones. Y no está presente en ninguna plataforma más a nivel online.

Cristina Fernández de Kirchner, la acumulativa

La cuenta de Twitter de Cristina Fernández de Kirchener se aprovecha también para comunicar el perfil de Facebook: “Cuenta Oficial de la Presidenta de la Nación Argentina, Cristina Fernández de Kirchner. En facebook: http://www.facebook.com/CFKArgentina”. Se registró el 30 de abril de 2010 y en este momento tiene 2.519.547 seguidoressigue a 55 perfiles y ha emitido 5.143 tweets.

En total, publica 9 tweets de media al día y 125 tweets por mes. El día que acumula más tweets (987) es el miércoles. La plataforma que utiliza prácticamente en su totalidad para mantener la actividad de Twitter es la web, que acumula 5.070 tweets; desde tweetpic se han publicado 31. Un dato que realmente llama la atención es que el 100% de sus tweets pueden ser retuiteados por otros al igual que el catalogar sus publicaciones como favoritas.

¿Su tweet más retuiteado? 7.097 RT “A su Santidad Francisco I pic.twitter.com/a1ujwamYmk

 ¿Su tweet considerado como el más favorito? 1.640 favoritos “Hola a todos y todas… http://youtu.be/X6176iSszGM”

En Facebook, CFK sigue sorprendiendo a nivel cuantitativo. Suma 1.094.736  “me gusta”, y 9537 personas están hablando de su página en este momento. Ahora bien, su porcentaje de engagement es ridículo: hablan de su página el 0.87% de los que la siguen. El grupo de edad más popular se encuentra entre los 25 y los 34  años, al igual que la presidenta brasileña. El día que más se habló de su página fue el 17 de noviembre de 2013, fecha en la que coincide con la presidenta chilena.

El perfil de La Casa Rosada en YouTube acumula un total de 1.802 vídeos, 33.569.355 reproducciones, 46.957 suscriptores. Pero además, CFK cuenta con perfil de Google+Pinterest,Tumblr e Instagram. Es la mujer que más plataformas mantiene abiertas.

Laura Chinchilla, la prudente

Laura Chinchilla apuesta por una biografía más personal para su cuenta de Twitter: “Politóloga, esposa, mamá y Primera Servidora de la República de Costa Rica”. Se registró en Twitter el 9 de enero de 2009 y hasta la fecha ha acumulado un total de  231.400 seguidoressigue a 571 perfiles (0,25% de los que la siguen a ella) y ha publicado 4.593 tweets.

En total, emite de media 5 mensajes diarios y 73 al mes. Al igual que la presidenta argentina, el día más activo es el miércoles, con 844 tweets publicados. La actividad la ejecuta desde la web principalmente, con 2.008 tweets en su contador, pero también vía Iphone, 1.883 tweets. El 77,33% de sus tweets son retuiteados, mientras que el 72,53% de lo que publica resulta favorito para otros perfiles de Twitter.

¿Su tweet más retuiteado? 732 RT “A los twitteros ticos… no es mi culpa!!!  #SuperBowlXLVIIads 🙂

¿Su tweet considerado como el más favorito? 449 favoritos “A los twitteros ticos… no es mi culpa!!!  #SuperBowlXLVIIads 🙂

La página de Laura Chinchilla en Facebook suma 86.786 “me gusta”, y 5.481 personas están hablando de ella en estos momentos, que se traduce en un 6,32% de engagement. El grupo de edad más popular se encuentra entre los 25 y los 34 años. Y el día que más se habló de su página fue el pasado 8 de septiembre de 2013.

El canal de Laura Chinchilla en YouTube tiene 99 vídeos, 68.732 reprodcciones y 72 suscriptores desde que fue creado el 11 de septiembre de 2009.

En resumen…

El perfil de Twitter de Laura Chinchilla es el más antiguo de todas (abierto el 9 de enero de 2009), pero no es el que más seguidores tiene. Le gana sin lugar a dudas la presidenta de Argentina (2.519.547), seguida de Dilma Rousseff (2.106.297 ). Sin embargo, Michelle Bachelet es la que más tweets publica con una media de 537 al mes además de que también es la que sigue a más usuarios de todas las presidentas a pesar de haber abierto más tarde este canal con motivo de su candidatura.

Pero por otro lado, Bachelet no es la que más influencia tenga en Twitter. En ese aspecto, se pone por delante, Dilma Rousseff y CFK, aunque lo de esta última no es ninguna sorpresa, ya que la siguen muchos más perfiles a pesar de que ella apenas muestra interés por seguir a otros usuarios. Rousseff gana por goleada en retuits en lo que se refiere a sus Tweets más retuiteados. Pero este tweet de CFK obtuvo más favoritos.

En relación a Facebook, la presidenta que cuenta con más “fans” es CFK con 1.094.736. Pero sin embargo, ella no es la que más interese a los usuarios que la siguen. En relación al porcentaje de compromiso o engagement, Dilma Roussefff es la que tiene la victoria puesto que de todos sus fans, ella es la que más les interesa.

En relación a YouTube, es de vital importancia destacar que todos los canales no se abrieron al mismo tiempo. Pero al margen del factor tiempo, la mujer que más vista ha sido, es decir, la que más reproducciones acumula, esa es sin duda Cristina Fernández de Kirchner. La menos vista es Laura Chinchilla.

Noticias relacionadas

 

Nota

Los datos analizados en este artículo corresponden al 8 de enero de 2014, días antes de su publicación. Es por eso que los datos habrán variado para entonces, pero no así la tendencia de comunicación.

1

POSTS ANTERIORESPágina 1 de 3NO HAY POSTS MÁS RECIENTES