Your address will show here +12 34 56 78

ADIÓS, que no “a Dios”, a los “corrillos” de “la vice”. Adiós a su puesto, el que hoy ya no tiene junto a Zapatero, después de que el sumo jefe ejerciera sobre ella el poder de la decisión. Adiós a María Teresa Fernández de la Vega en Moncloa después de cada rueda de prensa los viernes tras el Consejo de Ministros. Adiós a ese terremoto de periodistas que la rodeábamos cuando los focos de las cámaras en penumbra quedaban y ya sólo el afán de la conversación se hacía presente entre la multitud donde ella era la protagonista, era ella la que hablaba mientras la escuchábamos con pluma y papel en mano. Pregunta tras pregunta. Respuesta tras respuesta. Porque era en ese corrillo donde “la vice” hablaba y hablaba para que nos enterásemos de aquello que se contaba, pero de otra manera, quizás en los entresijos del secreto a voces o bien mal escuchado o bien mal recibido. Porque era en ese corrillo donde se hacía conocer y donde contaba y decía lo que a los periodistas más nos interesaba. Ella marcaba el tiempo, el qué y el hasta dónde. Hasta que se abría paso en ese corrillo de ansiosos y hambrientos periodistas de información “no añadida formalmente” ante las cámaras, después de que nos dejase contentos tras adelantarnos la agenda del día siguiente o del día después. Y así se abría paso, así marchaba. Y así se ha marchado. Adiós a los corrillos de “la vice”.

NOTICIAS RELACIONADAS

5

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=s2frnWp3gZw]

Muntazer al Zaidi es el nombre del periodista que arrojó sus zapatos al que era presidente en funciones de los Estados Unidos, George Bush, mientras se encontraba en Irak, en el último de sus viajes oficiales. Desde lo ocurrido en diciembre del año pasado, mucho se ha preguntado por este considerado héroe en el mundo islámico. Ya se sabe su condena. Se pasará los próximos tres años en prisión por este suceso.

2

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=Mj6MjaJ1H-Q]

 

Nadie dijo que hablar en público fuese fácil. Y si no que se lo digan al presidente del Gobierno. Zapatero dio una rueda de prensa conjuntamente con su homólogo ruso, Dimitri Medmedev, el pasado 3 de marzo en La Moncloa. Y se equivocó cuando todos los objetivos le apuntaban.

 

La oratoria y la locución son asignaturas que los políticos deben dominar. Expertos los preparan para la ocasión. Sin embargo, ser exacto, a pesar de estar leyendo un texto escrito, no es fácil. Siempre hay ocasión de trabarse,  de no pronunciar con exactitud o de ponerse nervioso. Y eso es lo que le ocurrió a Zapatero. ¿Lo curioso? Por la repercusión mediática que ha tenido, lo curioso ha sido la palabra que dijo cuando realmente quería decir “apoyar”…

2

POSTS ANTERIORESPágina 1 de 2NO HAY POSTS MÁS RECIENTES