Your address will show here +12 34 56 78

Entrevista de Paz Álvarez para Cinco Días, publicada el 23 de enero de 2017

Captura de pantalla 2017-02-13 a las 0.46.58

 

La consultora ha sido reconocida en EE UU como una de las mujeres hispanas más influyentes

El 2016 lo cerró con un gran reconocimiento, el que le concedió The Washington Academy of Political Arts & Sciences (WAPAS) como una de las 12 mujeres hispanas más influyentes en la comunicación política. Ángela Paloma Martín (Puertollano, Ciudad Real, 1985), licenciada en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid, ha trabajado como asesora de comunicación política en Ideograma, y dirigido Ideograma LatAm desde Ecuador. Regresa a España para fundar su propia compañía. Es autora del libro Se llamaba Alfredo. Las claves de una derrota electoral inevitable (Laertes) y prepara su segunda obra de la que prefiere no desvelar detalle alguno.

Pregunta. ¿Qué cree que valoró el jurado para destacarla como una de las mujeres más influyentes dentro de la comunicación política?

Respuesta. Creo que lo que hizo la Academia fue una apuesta por reconocer la labor de comunicación femenina. Las facultades de Comunicación están llenas de mujeres, al periodismo se dedican muchísimas mujeres, pero todos los premios y reconocimientos se los llevan los hombres. Las campañas electorales están también repletas de mujeres, por eso creo que también se reconoce esta labor.

P. ¿Existen diferencias entre las campañas de comunicación políticas dirigidas por mujeres y las que lideran los hombres?

R. Sí. Las mujeres somos más analíticas y prudentes. Cuando se tienen los datos se toman decisiones de manera rápida y a tiempo, pero teniendo siempre prudencia.

P. ¿América Latina es una zona difícil para el liderazgo femenino?

R. Hay muchas mujeres profesionales en Latinoamérica. El nivel de analfabetismo es elevado, y hay una tradición histórica de machismo importante, y el ser mujer dificulta un poco más las cosas. En América Latina hay que vacunarse de paciencia, ser muy profesional, demostrar cada día tu trabajo, hacerte respetar en cada momento y en cada palabra. Hablamos el mismo idioma pero no el mismo lenguaje.

P. Series como El ala oeste de la Casa Blanca han idealizado la profesión de asesor político.

R. Es una serie muy lograda, que describe muy bien el rol de cada persona de un equipo de comunicación. Uno es estratega, otro portavoz… Es un buen ejemplo. En el otro punto se encuentra otra serie como es House of Cards, donde se comprueba hasta qué punto es maquiavélico todo lo que rodea a la política. Yo no he visto otra cosa igual.

P. ¿La comunicación política se rige por los mismos parámetros que la empresarial?

R. Para hacer comunicación hay que hacer un manual, un diagnóstico, una estrategia y un plan de acción. En una campaña electoral se abre la perspectiva para comprender cada segmento de mercado, no siempre el objetivo es ganar, mientras que en la comunicación corporativa existe un plan para obtener resultados rápidos y concretos. La comunicación resuelve problemas pero no hace magia.

P. ¿En que estadio se encuentra la profesión de asesor de comunicación político?

R. Se cree poco en la profesionalización de la comunicación, se improvisa mucho, y hay que tener disciplina. Es importante que se entienda el lenguaje con el que la sociedad y las nuevas generaciones se comunican. Además, los políticos dan poco pie a la creatividad. En España el que mejor lo entendió fue Podemos. Alfredo Pérez Rubalcaba, por ejemplo, hizo una gran campaña, pero eso no fue condición para la victoria. En EE UU, la mejor campaña la hizo Hillary Clinton pero Trump supo capitalizar la ira.

0

Victory Awards 2016
 

Y es en un remanso de paz cuando puedo escribir unas líneas. Ya aterrizada en Ecuador desde Washington DC mientras el suelo sigue temblando, algo que no impide que siga sonriendo y que sienta esta felicidad. El pasado 6 de agosto recogí el premio al ser galardonada por ‘The Washington Academy of Political Arts & Sciences’ (WAPAS) como una de las 12 mujeres más influyentes en la comunicación política. Un premio considerado como el «Oscar» de la profesión. No fuimos pocos los que nos congregamos en la gala, celebrada en The Georgetown University, Washington DC. Casi 300 consultores, amigos y conocidos compartimos un momento precioso y tenso a la par que emocionante donde las risas y las experiencias formaban parte de toda conversación compartida.

Es un orgullo optar a un reconocimiento así en la capital del mundo, una ciudad donde he tenido la oportunidad de estudiar.

Este premio me  hizo muchísima ilusión porque cuantos más pasos demos hacia la igualdad y el reconocimiento de la labor de las mujeres, menos pasos nos van a quedar. 

Al recoger el premio quise transmitir dos cosas,

1) Pedir apoyo

Somos muchas mujeres las que trabajamos en el ámbito de la consultoría y la comunicación. Las facultades de comunicación están llenas de mujeres. Sin embargo, son los hombres los que están presentes, los que copan los carteles de premios, seminarios, congresos y la autoría de trabajos realizados en equipo donde suele haber mayor número de mujeres.

Las mujeres profesionales merecen más respeto, más valor y más admiración. Y eso sólo es posible con apoyos, de todos, y juntos. Necesitamos el apoyo de la industria de la comunicación y de la comunicación política. Sólo así haremos más justa nuestra profesión y más ejemplar.

Esto no es un capricho mío. Se trata de justicia. Solas no podemos hacerlo si estamos solas.

Y pedí un aplauso para una mujer que no estaba nominada, pero que se merecía este reconocimiento por habernos abierto el camino a tantas otras: Gisela Rubach.

2) Dar las gracias

A los organizadores MPR GROUP y a la Academia.

Gracias al jurado (al que pude dar las gracias casi persona a persona) por haber confiado y haber visibilizado la labor y el trabajo de tantas mujeres.

Gracias a Antoni Gutiérrez-Rubí, por darme la oportunidad de desarrollar mi profesión en la primera línea de la comunicación política, y al magnífico equipo de Ideograma.

Y gracias, y muy dedicado este premio, a mis padres, dos conductores de autobús que han hecho miles de kilómetros con el objetivo de darle a sus hijas la mejor educación para que cumplieran sus sueños. El mío no es otro que el de trabajar a diario para mejorar nuestra calidad democrática, para trabajar por mejores democracias, más justas e iguales.

GRACIAS, de corazón.

 

Y muchas felicidades al resto de premiados bajo otras categorías, pero especialmente a las 11 premiadas con las que compartí galardón: Ana Anchi Mateus, Carmen Beatriz Fernández, Gil Castillo, Imma Aguilar, Lorena Chambers, Luciana Panke, María José Canel, Lula Bueno, Marilú Brajer, Nancy Bocskor y Verónica Ríos.

 

El reconocimiento en los medios

Premiarán por primera vez a las mujeres más influyentes de la comunicación política (MPR Group)

Ángela Paloma Martín, elegida una de las mujeres hispanas más influyentes de la comunicación política en Washington (2o Minutos, 16 de Mayo de 2016)

Ángela Paloma Martín, entre las más influyentes en Washington (Europa Press, 16 de Mayo de 2016)

La puertollanera Ángela Paloma Martín es elegida en Washington como una de las doce mujeres hispanas más influyentes de la comunicación política (MiCiudadReal, 16 de Mayo de 2016)

Una ciudadrealeña es una de las mujeres hispanas más influyentes de la comunicación política en Washington (El Día, 16 de Mayo de 2016)

Ángela Paloma Martín es una de las doce hispanas más influyentes de comunicación política (La Tribuna de Ciudad Real, 17 de Mayo de 2016)

Una periodista de Puertollano, elegida entre las doce mujeres hispanas más influyentes en comunicación política de todo el mundo (Cadena SER, 17 de Mayo de 2016)

La puertollanera Ángela Paloma Martín consigue un premio Victory Awards (Lanza, 18 de Mayo de 2016)

Entrevista Ángela Paloma Martín, periodista de Puertollano ganadora de un Victory Award / Hoy por Hoy 17 mayo (Cadena SER, 17 de Mayo de 2016)

La española Ángela Paloma Martín, entre las mujeres más influyentes en Washington (La Región Internacional, 17 de Mayo de 2016)

Hija de conductores de bus y una de las mujeres más influyentes de la comunicación política mundial (En Castilla La Mancha, 01 de Junio de 2016)

Entrevista en M80 Radio (Ya Veremos) Ángela Paloma Martín una de las mujeres hispanas más influyentes (4 de Junio de 2016)

La puertollanera Ángela Paloma Martín recoge en Washington el premio que reconoce su influencia en comunicación política (La Información, 07 de Agosto de 2016)

Dos mujeres, una de Talavera y otra de Puertollano, reconocidas en Washington por su trabajo (En Castilla La Mancha, 07 de Agosto de 2016)

Ángela Paloma Martín, colaboradora de bez.es, premiada en los Victory Awards (BEZ lo que debes saber, 08 de Agosto de 2016)

La puertollanera Ángela Paloma Martín recoge en Washington el premio que reconoce su influencia en comunicación política (La Voz de Puertollano, 07 de Agosto de 2016)

Una periodista de Puertollano en la cima del mundo de la comunicación política (Cadena SER, 08 de Agosto de 2016)

El profesor de la Universidad de Navarra Jordi Rodríguez Virgili, premio Victory Award 2016 (20 Minutos, 08 de Agosto de 2016)

La puertollanera Ángela Paloma Martín recoge en Washington el premio que reconoce su influencia en comunicación política (Lanza, 08 de Agosto de 2016)

Washington premia la labor de dos mujeres de Talavera y Puertollano (La Voz del Tajo, 08 de Agosto de 2016)

Ángela Paloma Martín, una puertollanense consagrada entre las doce hispanas más influyentes de la comunicación política (Ciudad Real Digital, 8 de Agosto de 2016)

0

4:27 de la madrugada del 29 de marzo. Villafranca de la Sierra, Ávila. Llegué el día anterior para buscar la tranquilidad que requiere la escritura pausada y tranquila. El teléfono vibra. Una conversación a deshora hace que esté despierta. Miro el teléfono para tener algo más de luz y leo: Felicidades!!! Era Xavier Peytibi, una persona que es mucho más que mi compañero de despacho: ¡habíamos ganado el Victory Award 2013! El día no pudo empezar de mejor forma… Y yo ya no pude dormirme.

Sobre las 8 de la mañana le envié un mensaje a mi mejor fan pero también mi mayor crítica: mi madre. Se puso contenta a rabiar. Sabe que yo tengo poca fe. E intuía que el premio era muy complicado ganarlo. Ella siempre me dice: paciencia… Me pide justo lo que no tengo. “Me alegro mucho hija. ¿Te acuerdas? Me decías que era muy difícil y yo te decía que de los cobardes no se escribía nada… Ahí tienes el resultado de tanto esfuerzo”. Ese fue el mensaje de mi madre. Unas palabras que consiguieron encogerme el corazón.

La primera dama del mundo, Eleanor Roosevelt decía que “el futuro pertenece a quiénes creen en la naturaleza de sus sueños”. Yo siempre creí en ellos, aunque para conseguirlos sea consciente de que escogí el camino más largo. Tenía a mi favorito para que se llevara el Victory Award en la categoría en la que yo misma era finalista y ese era Xavier Peytibi. Se lo merecía por sus años de experiencia, por la calidad de sus artículos, por su capacidad analítica, y porque no hay cosa que busques que no esté en su blog. A día de hoy soy mucho más feliz porque ese premio podemos disfrutarlo juntos. Creímos en la naturaleza de nuestros sueños.

Además he de felicitar a Antoni Gutiérrez-Rubí, para mí un referente de la comunicación política que triunfó también en la categoría de “impacto informativo”. A Fran Carrillo, ganador también como consultor de medios del año, y que además nos trae esas estatuillas a España (esperemos que no se las confisquen… 😉 ). Felicidades a todos los que ganaron y también a los que se quedaron a las puertas. Ser finalistas de un reconocimiento como este ya es ganar.

He de dar las gracias al jurado que optó por las palabras que componen el blog De Cerca, ese niño caprichoso que tanto mimo. Gracias a las personas que vieron nacer y crecer el blog, las que me apoyaron y creyeron en mí. Gracias a mi familia que, aunque a veces no entiendan lo que hago, sí entienden que amo lo que hago. Y con eso les basta. Gracias a mi padre y a mi madre: los verdaderos maestros que me enseñaron el significado de la palabra esfuerzo. Gracias a mis amigas a las que les debo mucho tiempo y muchos vinos que nunca me puedo tomar. Ellas siempre están, en los mejores y en los peores momentos. Gracias a todas las personas que en el camino de mis estudios y de la profesión me he ido encontrando: profesores, amigos, compañeros… No son más que apoyos que animan a seguir creciendo. Gracias a Ángel que entiende sin celos mi amor hacia la palabra y comprende «sin peros» el significado de la espera. En definitiva, gracias a todas las personas que decidieron confiar en mí un día y a todas las personas que deciden visitar este blog para leer lo que en él se escribe. Sin vosotros esto no tendría sentido.

 

Noticia relacionada:

La puertollanera Ángela Paloma Martín recibe un premio Victory Awards 2013

0

POSTS ANTERIORESPágina 1 de 2NO HAY POSTS MÁS RECIENTES