De Cerca

El “engagement” de un beso

Fotografía de Nahariense

Fotografía de Nahariense

TAN sólo ellos y una sombra que los seguía en una noche fría en la que se confundía con el calor del amor. Seguían paseando agarrados de tal manera que uno guiase el paso del otro, al mismo compás, sin detenerse hasta un destino que los dos habían estado persiguiendo durante toda la noche entre alcohol y el devenir de los amigos.

-¿Qué ves en esa sombra? – Preguntó él

– A ti y a mi… –  Respondió ella.

– Yo veo a una pareja feliz – Dijo él convencido.

En ese momento, a ella se le escapó una sonrisa mientras seguía mirando esa sombra que los acompañaba a ese destino buscado y deseado. Y de repente, y sin esperarlo, él le preguntó – ¿quieres ser mi novia? -. Ella paró el paso, se volvió hacia él, lo besó con pasión y le susurró al oído – Sí… -.

Fidelizar, comprometerse, conseguir. Esa es la importancia del engagement cuando los políticos apuestan por la comunicación, sobre todo en Facebook, donde muchos de ellos necesitan ese “beso” para conseguir el objetivo deseado con respecto a las personas a las que se dirigen. ¿Amigos? Sí, pero de nada me sirven si sólo los tengo. Ese beso, ese nivel de involucración a raíz de la apuesta estratégica, debe conseguirse. De ello bien nos habla Xavier Peytibi. Sin embargo, no es lo mismo que un chico salga con muchas chicas – o que una chica salga con muchos chicos – a la vez, si el objetivo que se persigue es otro. Amigos, sí, pero a ver de qué manera. Este engagement en Facebook lo vimos en la campaña del 20N donde la diferencia la marcó Alfredo Pérez Rubalcaba, frente a los datos que obtuvo Mariano Rajoy.

El camino que cabría recorrer es el que se dirige hacia la petición de ese noviazgo con esos “amigos” que han decidido seguirte porque eres partido o político. Una vez más, recordar que el síndrome Roberto Carlos no gana elecciones, porque tener un millón de amigos no significa tener un millón de votos. Pero hemos de encontrar la manera de adecuar los contenidos y la estrategia de nuestra comunicación para que para esos amigos les resultes relevante, interesante y generen conversación. Ese será el momento en el que, al pedirles “noviazgo” os responderán con un beso.

Enlace de Interés