Your address will show here +12 34 56 78

20 de octubre de 2012. Día de reflexión. Mañana, un día decisivo para el País Vasco y Galicia. O eso pensamos. Pero no. Mañana es un día también que esperamos muchos españoles. Será el aplauso en respuesta de lo que tenemos o la reivindicación hacia un nuevo rumbo donde otra política sea posible. “Mira cómo está el país y Rajoy dando mítines. ¿Cómo es posible que le quede tiempo para dar charlas cuando estamos como estamos?” Esas han sido las palabras que he escuchado esta mañana de boca de un hombre de poco más de 70 años en Castilla La Mancha. Escuchar. En las conversaciones de la ciudadanía está la respuesta. Y nuestros políticos siguen alejados de lo que ocurre, de lo que les pasa a las personas de a pie. Siguen fuera de los talleres de mecánica, de las fruterías, de las peluquerías, de las empresas de servicio y transporte. Siguen alejados de los autónomos y de los currantes que se levantan a las 5 de la mañana cada día para después no poder ni permitirles un capricho a sus hijos. También siguen alejados de los parados, y de los estudiantes, cómo no. Y siguen alejados de los profesores de Universidad que con varias carreras, másteres en EEUU y doctorados británicos siguen cobrando 1000 euros mensuales. El que llegue, claro. Seguimos dando charlas con palabras vacías de contenido y de compromiso. Elecciones marcadas por modelos con los cuales ya no nos identificamos. Porque los que sí mandan, siguen sin saber qué ocurre. Y porque a pesar de existir alrededor de 80.000 cargos públicos donde la mayoría nada tiene que ver con la corrupción, esa gran mayoría sigue sin saber qué hacer sin saber hacer posición y oposición, políticos perdidos a pesar de llevar razón y trabajar por mejorar la situación de su territorio y su país. Siguen sin entender lo que significa bajar a la plaza, al mercado, al bar a tomarse un café de algo más de un euro. Siguen sin escuchar la Red. Siguen ajenos a la realidad por falta de un plan que los empuje a la construcción de un nuevo paradigma basado en la CONFIANZA, en la VERDAD y en la TRANSPARENCIA, en la CREDIBILIDAD. Pero, sobre todo, en la CONSTRUCCIÓN de un modelo de participación basado en la escucha de aquellos a quiénes representan.

Mañana será el aplauso en respuesta de lo que tenemos o la reivindicación hacia un nuevo rumbo donde otra política sea posible. Dejemos las palabras vacías que la gente no entiende y vayamos a las acciones a favor de un bien común que 1) todos entendamos y 2) que todos agradeceremos.

8

 

MAREA azul no es el título de ninguna obra de teatro ni de ninguna película de ficción, aunque podría serlo. Tampoco es una obra literaria de esas que imploran respeto con sólo observarlas de lejos. Simple y llanamente es la realidad: IU decide que el PP es el partido que debe gobernar en Extremadura y José Antonio Monago su presidente. Y al decidir tal cosa, el mapa español se ha convertido en una profunda Marea azul: ¿la del cambio? ¿la de la alternativa? No, la del silencio.

Este día pasará a la historia: las bases contra un líder. A lo largo de la precampaña y campaña, el mensaje de Izquierda Unida ha sido el de la corrupción. Repetir una y otra vez en la sociedad esa enfermedad que afecta a tantos y tantos políticos, sean de la ideología que sean, y que se contagia de manera brutal e inhumana. Esa que con Gobiernos populares es más que un hecho y una evidencia y que justamente ellos han criticado en estas elecciones autonómicas y municipales.

Al mismo tiempo que empieza la Marea azul, empieza una crisis en IU: la de la credibilidad.

5

 

ESTA pregunta se responderá una vez que haya concluido la última campanada que marque el final de la cita electoral el próximo 22 de mayo. José María Barreda es otro socialista que, junto a Tomás Gómez, «ha dicho no a Zapatero». Ayer, Carme Chacón acudió a Tomelloso, una localidad manchega de la provincia de Ciudad Real gobernada por el PP. Tomelloso, una localidad rica por sus gentes, sus costumbres, su tierra y su vino. Ciudad Real necesita del apoyo de presidente castellanomanchego, ahora más que nunca. Pero ha preferido dejar “sola ante el peligro” a la ministra de Defensa porque, “la suma de esfuerzos multiplica los resultados”, una declaración que se confirmará, o no, pasadas las elecciones. No la acompañó en Tomelloso porque, según su criterio, dos políticos en distintos sitios «suman esfuerzos». Ahora bien, la realidad es que Chacón ha tenido que librar la batalla con la candidata autonómica del PP en esta tierra, Cospedal. Las críticas le han llovido a Barreda por evitar a Chacón, o por evitar la representación a nivel Estatal.

José María Barreda sabe que este es un momento clave, donde se juega mucho no sólo en Ciudad Real por ser su tierra de origen, también en Guadalajara (por ese “electorado madrileño”). Se juega mucho. Sabe que Castilla – La Mancha es uno de los feudos que pueden perder los socialistas aún cuando la alternativa quizás no sea la mejor opción. Barreda ha sido astuto en este sentido porque ha desviado la atención de este tema centrando sus críticas en la rival, María Dolores de Cospedal, a la que ya llaman otros “la bien pagá”. El manchego la ha comparado con Sarah Palin aludiendo a que tiene buena fachada, pero nada detrás (nada por delante, nada por detrás). Lo ha hecho en un tono muy español, muy suyo, muy manchego valga la redundancia, Sarah “P-a-l-i-n”, literalmente.

¿Decidirá el presidente castellanomanchego sumar también esfuerzos cuando llegue José Bono?

5

POSTS ANTERIORESPágina 1 de 3NO HAY POSTS MÁS RECIENTES