Your address will show here +12 34 56 78

UNA de las cosas que más me motivan de mi trabajo son los retos. En Cartagena, el pasado 11 de julio, tuve uno. Fui con la clara intención de compartir, escuchar y aprender y al final lo que viví al lado del Puerto, en ese bonito edificio que es El Batel, fue una experiencia inolvidable con casi 20 mujeres dispuestas a aprender y un único hombre por alumno. Cada un@ de ell@s venid@s de una profesión distinta y con objetivos diferentes, dispuest@s a conocer aquello que aún se vislumbra lejano para algunas personas: la comunicación online y las redes sociales para la gestión de la marca y el talento personal.

Nuevos escenarios, nuevas oportunidades y nuevas formas de afrontar una realidad.

El aprendizaje no sólo se gestó en el aula entre dinámicas y juegos de grupo para hacer pensar y reflexionar, sino también en una terraza con unas vistas espectaculares entre zumo natural y aroma de café. El final de la clase lo marcó la metáfora de querer vivir dos veces y una enriquecedora conversación que fue más allá de unas raciones compartidas.

Empezar por la actitud es lo más importante cuando se trata de apostar por lo nuevo y lo desconocido. Creer que se puede también, pero aún más creer que se puede hacer.

Comparto, por tanto, parte de la presentación para este curo. El curso de Organización de Eventos, Protocolo y Marca Personal que realizaron el Instituto Mediterráneo de Estudios de Protocolo y El Auditorio y Palacio de Congresos El Batel por segundo año consecutivo. Una presentación íntimamente relacionada con la impartida el pasado mes de marzo en Elche en el curso de Experto Universitario en Asesoría de Imagen, Coaching, y Gestión del Talento Personal.

Gracias de nuevo por la oportunidad y por la confianza.

 

1

LOCA es la idea de comunicar en tiempos de crisis, ¿no? Loca para quienes no creen en la comunicación, desde luego. Pero menos loco resulta aún coger el coche y viajar hasta Elche para hablar con alumnos de la Universidad Miguel Hernández y del Instituto Mediterráneo de Protocolo sobre marca personal, gestión del talento profesional y comunicación. No son pocas las personas que en estos momentos están replanteándose sus vidas y sus profesiones. No son pocas las personas que deciden formarse, adaptarse al ritmo de la sociedad, arriesgarse y poner en valor aquello que mejor saben hacer. Y es que gestionar el talento de cada uno ahora es más importante que nunca. Podemos haber trabajado para otras personas/empresas, haber sido estratégicos y profesionales pero… cuando ya no quedan oportunidades a la vista, ¿sabemos buscarlas? ¿Sabemos crearlas? ¿Sabemos ser profesionales y estratégicos con nosotros mismos? Este es el reto.

Y a lo largo de día y medio el pasado mes de marzo, puse en práctica con los alumnos la gran metáfora de «vivir dos veces», vivir con «el sueño de hacer posible una honesta utopía», como decía Joaquín Lorente. De principio a fin, les hice vivir a través de la docencia, todo un plan de comunicación basado en la gestión de contenidos off y online. Pero, sólo al final, se dieron cuenta de cuál era realmente el experimento que quise trabajar con ellos.

Y a lo largo de ese día y medio yo aprendí con ellos. Trabajaron un caso de comunicación integral complicado y complejo con el fin de que pensaran cómo lo harían para ellos mismos fueran cuáles fueran los objetivos de cada uno. Y entendieron que sin un diagnóstico y un análisis de la situación, no podrían diseñar la estrategia oportuna y aplicar acciones concreta que los condujeran al éxito. La comunicación soluciona problemas de comunicación.

Y con esta premisa y a lo largo de una presentación -muy reducida a diferencia de la que pusimos en práctica-, aprendimos todos juntos a vivir dos veces…

5