Your address will show here +12 34 56 78

NO es de extrañar que una de las palabras más repetida en el discurso del Estado de la Unión de Barack Obama, el pasado 25 de enero, haya sido “Unidos”. Los Estados Unidos de América, sí, pero Unidos. Y así arrancó Obama su campaña electoral también, aludiendo a un potencial target que tiene la llave: las clases medias (y en plural). En ese discurso, el que se espera a nivel internacional con expectación días antes, el emitido por ese artista de la oratoria, varias puntos que me parecen que son interesantes…

  • Arranca con Defensa. Atiende a la conexión con emoción, empieza con esos compañeros que lucharon en Irak, de esos miles que dieron su vida y de ese millón que peleó. Héroes los llama. Utiliza la palabra Héroes.
  • Y continúa lo que para él fue un éxito: la muerte de Osama bin Laden, una persona que, con su desaparición, dejó de ser amenaza para su país (y para el resto).
  • Enlaza la educación con el empleo, y el empleo con la energía. Bien enlazado y bien discurrida la segunda idea a lo largo del discurso, porque empleos (que no empleo), empresas (que no empresa) y energía han sido las tres palabras, tras “Unidos” que más se han repetido en este discurso.
  • Storytelling para justificar una situación de crisis, “de esta se sale porque…”: “Mi abuelo, que era veterano del ejército de Patton, tuvo la oportunidad de estudiar en la universidad bajo la ley de reajuste de los soldados conocida como GI Bill.  Mi abuela, que trabajó en una fábrica de bombarderos, fue parte de la fuerza laboral que produjo los mejores productos del mundo”.
  • ¿Por qué promete? Para mantener viva esa promesa, para decir que no están en juego los valores Demócratas y Repúblicanos, sino los estadounienses. Y a eso se le llama unidad (“Unidos”).
  • Empleo de palabras e ideas positivas: optimismo, triunfo, éxito, oportunidad justa, valores, apostar…
  • Convencimiento de una misma idea a lo largo del discurso para ofrecer una alternativa: “No, no regresaremos a una economía debilitada por la exportación de los trabajos, deudas incobrables, y ganancias financieras ficticias.  Esta noche, quiero hablar sobre cómo vamos adelante y presentar un plan específico para una economía construida para perdurar (…)”.
  • Más ejemplos aludiendo al storytelling:Jackie Bray es madre soltera de North Carolina que perdió su empleo como mecánica.  Entonces Siemens abrió una fábrica de turbinas”.
  • Eje central discursivo: empleo, economía, educación, jóvenes, oportunidades…
  • Preguntas: Obama siempre pregunta al rezar un discurso intentando formar parte a un público a sabiendas de que a veces este no puede participar: ¿Pueden culparles por sentir algo de cinismo?
  • Y cierra con un final también de unidad: “Cada vez que veo esa bandera, me acuerdo que nuestros destinos están cosidos el uno al otro, como aquellas cincuenta estrellas y esas trece franjas. Nadie construyó este país por cuenta propia. Tenemos un gran país porque juntos lo construimos. Tenemos una gran nación porque trabajamos en equipo. Nuestra patria es grande porque nos cuidamos las espaldas mutuamente. Y si nos aferramos a esta verdad, en este momento de sufrimiento, no hay desafío demasiado grande ni misión demasiado difícil. Mientras compartamos el mismo propósito, mientras mantengamos una resolución común, nuestra trayectoria será hacia adelante, nuestro futuro será brillante y fuerte será siempre el estado de nuestra unión”.
7

CUATRO palabras, en vez de tres. Algún castellanomanchego ya se habrá olvidado de alguno de los pilares que acaba de levantar María Dolores de Cospedal en su investidura como presidenta de Castilla – La Mancha: honestidad, transparencia, austeridad y empleo.

  • Honestidad: hace falta, siempre. En política hay que pasar de la acción al pronunciamiento de la mera palabra. Las PYMES manchegas necesitan de la honestidad política para recuperar la credibilidad, sobre todo en el sector del transporte donde empresas de otras comunidades autónomas están haciendo que las manchegas pequeñas y familiares desaparezcan.
  • Transparencia: el Gobierno regional tiene que hacer un gran esfuerzo en este sentido, y como decía una gran profesora de la Universidad de Navarra, “datos, datos y datos”. La intuición puede ser sabia, pero hay que demostrarla con hechos para que la credibilidad y la confianza no decaiga. El PP ha ganado, pero no es transparente. El silencio estrategico ayuda, pero no es suficiente: depende del cuándo y del dónde.
  • Austeridad: los populares no son el mejor ejemplo de austeridad. Cospedal tampoco. De modo que tendrán que empezar desde cero si quieren que esos recortes sean efectivos y centrar el tiro, sobre todo en el mensaje de “austeridad” si quieren  conseguir la coherencia política entre lo que dicen y lo que hacen.
  • Empleo:  de dos millones de habitantes, más de 200.000 están en desempleo. Los socialistas le piden a la popular que comunique cómo va a conseguir la creación de tal cosa. Pero la estrategia de comunicación en este caso no es suficiente. Los manchegos creerán en sus propuestas en tanto que empiecen a ser efectivas. En este pilar ya no valdrá ni se podrá confundir ni relacionar el mensaje de “Castilla – La Mancha está en quiebra”.
13

SUELE ocurrir que, en nuestras mentes, tengamos una percepción de algo que en la realidad sea una percepción errónea. Pero, ¿qué es la realidad?, ¿dónde empieza ese error? La imagen que nos hacemos en nuestra cabeza de algo en concreto es tan real como la proyección que emite de sí ese algo en concreto. Eso es lo que ocurre exactamente con México. Las personas europeas y, concretamente en España, tienen una imagen de este país que nada tiene que ver con lo que este país emite o con lo que dice ser.

“Hoy México enfrenta el enorme reto de revertir la imagen ocasionada por la violencia desatada por el combate a la delincuencia organizada. México vive en paz, si bien presenta problemas de gobernabilidad en algunas regiones, es una situación que experimentan muchos países alrededor del mundo, inclusive los denominados del primero mundo. A toda la problemática global México no queda exento, pero hay que destacar que en gran parte del país prevalecen condiciones favorables de gobernabilidad y calidad de vida. Al revisar la percepción de la prensa internacional sobre México, arroja notas enfatizando que hay guerra, cuando en realidad “México NO está en guerra”.

Estas son palabras de Jorge Rojas, Director General de la Consultoría ASERTUM en México. Es una persona que ha desempeñado diversos cargos públicos en este país: Director de Comunicación Social, Senado de la República por el Grupo Parlamentario de Acción Nacional (PAN), Asesor el Subsecretario del Gobierno y Asesor del Instituto de Seguridad Social al Servicio de los Trabajadores (ISSSTE), entre otros.

El empleo, la seguridad, el desarrollo social (pobreza y marginación), oportunidades para los jóvenes e infraestructura y planeación del desarrollo urbano. Estos son, y en este orden, los problemas que más le preocupan de su país. Un país que, según él, posee una gran “riqueza histórica, cultural, que se puede apreciar a lo largo y ancho de su territorio”. “México es un pueblo hospitalario que recibe a sus visitantes con los brazos abiertos, abriendo enormes oportunidades para desarrollar negocios e inversiones”. Sí pero, mientras se piensa en esos negocios e inversiones la seguridad hace mella. El binomio “delincuencia organizada + corrupción se ha convertido en un flagelo para México, provocando un debilitamiento gradual de las instituciones y, por consiguiente, un incremento en los niveles de ingobernabilidad en determinadas regiones de México”.

El crecimiento económico de las ciudades fronterizas colindantes con los Estados Unidos, también han dejado de florecer. La combinación del crecimiento de la violencia con las recesiones económicas han dado sus frutos en un aumento del desempleo y la “migración progresiva hacia otras regiones con condiciones de gobernabilidad como Querétaro, Puebla, Jalisco, Guanajuato, Estado de México, Hidalgo, Ciudad de México en la zona centro, Yucatán, Tabasco, Chiapas en el Sur, Veracruz, y en el norte Sonora, Baja California por citar algunas regiones estables de México”. El combate a la pobreza y a la desigualdad es una pesadilla que sigue acompañando a este país: es el vivo reto que tienen los Gobiernos de México y que aún no han podido atajar. La fórmula no es exacta para consolidar resultados positivos.

Rojas lo tiene claro a la hora de hablar sobre qué es lo más difícil a lo que tiene que enfrentarse un presidente en México: “a un sistema político agotado, con inercias y prácticas que no permiten la construcción de acuerdos productivos y sobre todo expeditos y a una creciente complejidad de la integración del tejido social, que presenta retos de grandes proporciones en rubros como gobernabilidad social, económica y política”.

¿Ser oposición es fácil? Ser oposición es fácil si ésta es una oposición irresponsable: “México requiere que la oposición asuma una actitud proactiva, que sin dejar de luchar y defender con valentía sus postulados, también tenga la capacidad de contribuir en forma clara, transparente y objetiva al crecimiento del país”.

Y como toda moneda, México también tiene dos caras, una positiva: “México se engrandece por su gente, su historia, sus tradiciones. En cada rincón de México se pueden encontrar fieles testigos de la grandeza que caracteriza a esta tierra”. Y una negativa: “lo que menos me gusta es que todavía los ciudadanos no hemos asumido un rol más comprometido para con los retos que tiene México”.

8

POSTS ANTERIORESPágina 1 de 2NO HAY POSTS MÁS RECIENTES