De Cerca

“Tengo por vocación crear y mejorar las cosas”. Héctor Pérez, Presidente del Partido de Internet

Héctor Pérez, Presidente del Partido de Internet. Fotografía de Ángela Paloma Martín

Héctor Pérez, Presidente del Partido de Internet

QUIZÁS el típico Starbucks de una calle cualquiera de Londres no es el mejor lugar para entrevistar a un político español. O quizás sí desde el momento en el que los nuevos políticos que entran en el escenario quieren empezar a cambiar las cosas. Primero por tomar té en un lugar tan concurrido y común como la casa Starbucks y lo segundo porque está en Londres, lo que quiere decir, señoras y señores, que los nuevos políticos españoles saben hablar inglés. Lo que supone una muy buena noticia en España.

Héctor Pérez es el Presidente del Partido de Internet. Un nuevo partido en España que tiene como principal objetivo “cambiar las cosas”. Este ingeniero de telecomunicaciones nació en Valencia hace 27 años. Y en vez de presentarse a una entrevista con el pelo engominado y en pantalones de pinza, o con corbata, decide llevar una simple camisa azul oscura que lleva por fuera de los pantalones vaqueros. Y también sea eso lo que distinga a los nuevos políticos que entran: la sencillez.

“Tengo por vocación crear y mejorar las cosas”, dice este joven ingeniero. Y por eso mismo ha decidido crear con ayuda el Partido de Internet, una herramienta que es una “forma de hacer democracia cumpliendo con la legislación vigente”. Una herramienta camuflada en un partido que es “una nueva forma de coordinar la democracia directa y la representativa” porque, sencillamente, a Héctor, como él nerviosos afirma, le “gusta ayudar a la sociedad”.

Lo que le llevó a dar este paso no fue otra cosa que la desconfianza que tienen las personas de España en nuestros políticos. Una tendencia que Héctor no cree que vaya a mejorar. Por eso él se pregunta: “¿qué pasa si nos unimos todas las personas que estamos descontentas en un partido que es una herramienta y que no tiene ideología?”. Exacto, así lo califica él, “sin ideología” porque “hay que dejar de lados nuestras diferencias para defender en el Congreso lo que realmente la ciudadanía quiere”.

Las personas comprometidas con el Partido de Internet han dado los primeros pasos, pero aún les quedan muchos por dar sin quieren realmente calar en la sociedad y hacerse con todos los públicos. Pasos como los que Héctor da al subir a Waterloo Bridge, un puente desde donde puede contemplar la política británica a través del Big Ben, desde donde puede observar la naturaleza dibujada en el Támesis y percibir la armonía de la sociedad que camina ininterrumpidamente.

¿Te consideras un líder? Héctor niega con la cabeza aunque duda: “creo en la gestión pero sobre todo en lo que creo es en la inteligencia colectiva”.