De Cerca

La diferencia entre “bueno” y “buena buenísima”

Trinidad Jiménez confirma su candidatura. Fotografía de elmundo.es

Trinidad Jiménez confirma su candidatura. Fotografía de elmundo.es

HAY palabras que con sólo pronunciarlas una vez bastan. Discursos que llevan implícitas las intenciones. Como las palabras de Zapatero la semana pasada, que con su tono ya reveló lo que se esperaba. El presidente del Gobierno valoró la semana pasada a Tomás Gómez de “bueno” y a la gestión del Trinidad Jiménez al frente del Ministerio de Sanidad como de “buena buenísima”. Y ya no ha hecho falta más hoy…  aunque la protagonista, acompañada de una gran sonrisa en su rostro que dice mucho y todo de ella, ha confirmado que se presentará a las primarias para ser candidata del PSOE por la Comunidad de Madrid. Un puesto que, al parecer, no le cae para nada grande y se sitúa a tres puntos de la invencible Esperanza Aguirre. Ese “buena buenísima” ya llevaba implícito la candidatura de la ministra y era de esperar que el diálogo mantenido por el desconocido Tomás Gómez y el presidente del Gobierno no iba a terminar en buen puerto. Los militantes decidirán, pero los discursos y las declaraciones de los líderes socialistas dejan entrever a quién le caerá la cartera madrileña.