De Cerca

Comentarios del tercer y último debate electoral entre Hillary Clinton y Dondald Trump

El tercer y último debate en Estados Unidos entre Hillary Clinton y Donald Trump fue aburrido. Apenas pudimos disfrutar del espectáculo que produce un debate y sólo al principio se disfrutó de las temáticas directamente relacionadas con el país. Trump empleó la técnica del acorralamiento: provocar a Hillary era su única salida. Si ella caía en la trampa, la posición que debía tomar era la de la defensa, algo que la haría caer. Pero no fue así. Bordaba las defensas con argumentos que la diferenciaban de su candidato. Y volvió a ganar. Él, escaso. Ella, elegante. El minuto de gloria sirvió para cerrar con broche que distanció mucho de ser de oro. Hubo un llamamiento al electorado, pero no hubo emoción, ni sentimiento, ni relato. Fue como si Trump se diese por perdido. Fue como si Clinton lo diese por ganado.

Os dejo con los tweets que resumen la jornada en directo